Ocurrió en una casa situada en las calles Salvador María del Carril y Almirante Brown. (Google Street View)

Una joven de 24 años permitió que su ex cuñado durmiera en el sillón de su vivienda situada en las calles Salvador María del Carril y Almirante Brown, del partido de Moreno. Ella fue a acostarse a su habitación y despertó al sentir que el acusado la estaba violando. 

La víctima estaba tomando cervezas con unos amigos en la puerta de su casa de la ciudad de Paso del Rey y se cruzó con el acusado de 28 años. El sospechoso se sumó al encuentro y, cuando los allegados a la joven se fueron, le pidió a la chica si se podía quedar en su casa porque "estaba peleado con su madre". 

La afectada accedió al pedido, ya que el acusado había tenido un vínculo amoroso con su hermana, y lo dejó dormir en el sillón de su vivienda. Ella se fue a acostar a su habitación y se despertó al sentir que el hombre la estaba penetrando. 

La ex del acusado, Anahí, manifestó en diálogo con Crónica que el joven le pidió a su hermana "quedarse a dormir porque se peleó con su mamá" y porque "no tenía donde ir". Relató que su familiar aceptó, lo dejó dormir en el sillón y le puso cerca un ventilador, a pedido del sospechoso.

"Ella estaba durmiendo boca abajo y se despertó al sentir un dolor abdominal. Cuando se dio vuelta, vio que el pibe le había bajado el short y que la estaba penetrando", contó. Agregó que cuando la chica lo sacó, el acusado respondió: "pensé que había onda". 

La víctima se enfureció y el sospechoso salió de la casa. En la puerta, estaba la madre del chico, quien lo trató de borracho y lo insultó mientras veía que el acusado–su hijo– se escapaba. 

El abusador continúa prófugo, cerró sus redes sociales y no volvió a su hogar. El caso está a cargo de la UFI N°3 de Moreno.