MANUEL EDUARDO FROJAN - DNI 21.763.182
El móvil policial, mal estacionado

Tengo un problema que, quizás con la difusión, se puede llegar a solucionar. Yo vivo en el Barrio San José, en Moreno, y en la puerta de mi casa siempre me encuentro con diferentes vehículos que me tapan el acceso al garaje. Todos los días me pasa lo mismo. Esto es a tres cuadras de ruta 23 y Gaona. Los autos corresponden al comando 911 y a la Policía Local, entonces, cada vez que pido que, por favor, me liberen la entrada, empiezan a llamar por radio y nadie se hace cargo. Dejan los vehículos por doce horas. Además, en los cambios de guardia, paran en el medio de la calle y no dejan libre el tránsito. También suben algunos autos a la vereda. Es un desastre cómo se manejan en la vía pública. Sin asfalto y tapados de barro La imagen corresponde a la cuadra de mi casa en Ituzaingó, específicamente en la calle Comandante Peredo e Intendente Carlos Ratti. No tenemos asfalto y, después de cada lluvia, se transforma en una pista de patinaje producto del barro. Yo pago aproximadamente 1.032 pesos de impuestos a la Municipalidad y vivo en estas condiciones. Además, no tengo ni agua corriente y ni cloacas. ¿Cómo se explica? De más está decir que en esta zona no pueden ingresar autos, ambulancias, remises, ni ningún tipo de vehículo. Se hace imposible transitar cuando llueve. Los vecinos estamos cansados de vivir de esta manera, porque pagamos como corresponde pero no tenemos la respuesta que merecemos.

PABLO GONZÁLEZ PATRÓN DNI 26.995.608
Hospital Oñativia: todos son problemas

Siento mucha indignación por lo que ocurre en el Hospital Doctor Arturo Oñativia de Rafael Calzada, donde la gente hace largas colas durante la madrugada para conseguir su número. Para ello, duermen en los pasillos o donde puedan encontrar un espacio. Sólo un grupo de personas obtiene su turno y el resto se va sin respuestas, y no importa si son jubilados. Además, el personal del hospital responde de mala manera; en la dirección del lugar tampoco les dirigen la palabra y ni siquiera están dispuestos a dar sus nombres. Reconozco, además, que hay personal que aporta voluntad, pero no alcanza a la hora del respeto a la sociedad y en especial a la gente mayor. Para destacar también es el terrible estado de las instalaciones, tanto en baños, techos o mampostería. Parece un edificio abandonado y esto es un punto importante en cuanto a seguridad e higiene. Yo veo cómo juegan con las personas y les quitan uno de sus derechos más importantes, como es la salud, y me genera mucha tristeza.

NATALIA ANDREA VECCHIO DNI 23.553.366
No puede comprar los medicamentos

Recurro a ustedes porque he agotado todas las instancias y necesito una solución de manera urgente. Sucede que yo sufro una discapacidad y cuento con la obra social Profe, por lo que me descuentan 200 pesos por mes. Sin embargo, a pesar de tener pensión no contributiva (por un juicio que no viene al caso), no puedo adquirir los medicamentos y en las farmacias, al menos de San Justo, aducen que no han recibido el pago correspondiente. Yo necesito tener esos remedios, no puedo seguir esperando. Tengo 44 años y no me gustaría comenzar con problemas de salud producto de la falta de medicación, que es un inconveniente ajeno a mi persona. Yo tengo una pensión y cuento con ese derecho, que no se estaría cumpliendo. Entiendo que debe haber muchísimas más personas discapacitadas que están pasando por lo mismo. Necesitamos una solución.

MANUEL EDUARDO FROJAN - DNI 21.763.182
El móvil policial, mal estacionado

Tengo un problema que, quizás con la difusión, se puede llegar a solucionar. Yo vivo en el Barrio San José, en Moreno, y en la puerta de mi casa siempre me encuentro con diferentes vehículos que me tapan el acceso al garaje. Todos los días me pasa lo mismo. Esto es a tres cuadras de ruta 23 y Gaona. Los autos corresponden al comando 911 y a la Policía Local, entonces, cada vez que pido que, por favor, me liberen la entrada, empiezan a llamar por radio y nadie se hace cargo. Dejan los vehículos por doce horas. Además, en los cambios de guardia, paran en el medio de la calle y no dejan libre el tránsito. También suben algunos autos a la vereda. Es un desastre cómo se manejan en la vía pública. Ellos deberían dar el ejemplo.

LUIS A. ROMERO - DNI 10.358.812
El drama de vivir inundado

Hace más de 15 años venimos denunciando las inundaciones que padecemos los vecinos de Villa Vatteone, en Florencio Varela. Yo vivo en la calle San Nicolás entre Avenida Hudson y Conesa, soy discapacitado motriz y cuando llueve no tengo otra opción que quedarme dentro de mi casa porque, en apenas cinco minutos, las veredas se cubren de agua. En algunas oportunidades, también ingresan a las viviendas y el problema es mayor. Se han realizado numerosos reclamos a la municipalidad. De vez en cuando se acercan, miran y se van. Lo que estamos pidiendo es que destapen las bocas de tormenta y las cañerías para que podamos vivir en paz, sin tener que preocuparnos ante cada lluvia.

GABRIEL ORTEGA - DNI 21.535.569
Obras hidráulicas generan inconvenientes

Los vecinos de Ramos Mejía estamos atravesando un grave problema debido a las inundaciones que sufrimos producto de las obras hidráulicas que se están realizando. Desde hace dos años, se está haciendo el entubamiento del Arroyo Maldonado. Han roto las calles y han tapado los caños de las cloacas, por lo cual se está desbordando todo. Ni siquiera baja el agua cuando uno aprieta en el botón en el baño, sino que sale haciendo burbujas. Es decir, el agua no va a ningún lado. Desde AySA nos dijeron que no pueden hacer nada hasta que no se termine la obra, que entiendo que tiene para dos años más, mínimo. En la puerta de mi casa ya tengo un foco infeccioso y un olor nauseabundo.

JORGE CLAROS - DNI 93.017.731
Quejas contra empresas de volquetes

Quiero denunciar que en el cruce de las calles Iriarte y Zavaleta, en el barrio porteño de Barracas, hay empresas que dejan volquetes en la bajada de discapacitados. Después de todas las campañas de concientización que se han realizado, ¿cómo es posible que esto siga ocurriendo? El problema es que vienen camiones, dejan los volquetes vacíos y cuando los necesitan, se los llevan. Pero los ubican en el acceso a personas con sillas de ruedas. Realmente es un problema muy grave a nivel social. En esta zona, quienes sufren una discapacidad se las tienen que rebuscar debido a la conducta de esta gente y, además, esto demuestra la falta de educación que hay en la sociedad. Es preocupante. La accesibilidad para personas discapacitadas siempre fue un problema, en todas partes del mundo. Sin embargo, en el último tiempo se fue solucionando con rampas en las calles o en el ingreso a edificios o instituciones y ascensores en otros lugares. Pero se ve que todavía falta mucho trabajo para que la inclusión sea un término conocido por todos.

Quejas contra empresas de volquetes
Quiero denunciar que en el cruce de las calles Iriarte y Zavaleta, en el barrio porteño de Barracas, hay empresas que dejan volquetes en la bajada de discapacitados. Después de todas las campañas de concientización que se han realizado, ¿cómo es posible que esto siga ocurriendo? El problema es que vienen camiones, dejan los volquetes vacíos y cuando los necesitan, se los llevan. Pero los ubican en el acceso a personas con sillas de ruedas. Realmente es un problema muy grave a nivel social. En esta zona, quienes sufren una discapacidad se las tienen que rebuscar debido a la conducta de esta gente y, además, esto demuestra la falta de educación que hay en la sociedad. Es preocupante. La accesibilidad para personas discapacitadas siempre fue un problema, en todas partes del mundo. Sin embargo, en el último tiempo se fue solucionando con rampas en las calles o en el ingreso a edificios o instituciones y ascensores en otros lugares. Pero se ve que todavía falta mucho trabajo para que la inclusión sea unJORGE CARLOS - DNI 93.017.731

Obras hidráulicas generan inconvenientes
Los vecinos de Ramos Mejía estamos atravesando un grave problema debido a las inundaciones que sufrimos producto de las obras hidráulicas que se están realizando. Desde hace dos años, se está haciendo el entubamiento del Arroyo Maldonado. Han roto las calles y han tapado los caños de las cloacas, por lo cual se está desbordando todo. Ni siquiera baja el agua cuando uno aprieta en el botón en el baño, sino que sale haciendo burbujas. Es decir, el agua no va a ningún lado. Desde AySA nos dijeron que no pueden hacer nada hasta que no se termine la obra, que entiendo que tiene para dos años más, mínimo. En la puerta de mi casa ya tengo un foco infeccioso y un olor nauseabundo.
GABRIEL ORTEGA - DNI 21.535.56