Denuncian que los abusos fueron cometidos en Villa Constructora. (Google Street View)

Un hombre de 40 años contó a Crónica todas las aberraciones que sufrieron sus parientes menores de edad cuando vivían en una casa de Villa Constructora,  San Justo. Su padre y cuñado abusaron de cuatro de sus hermanas. Además, su progenitor también se aprovechó de uno de los varones del hogar, quien terminó manoseando a la sobrina del acusador.

Sergio Nis, quien tiene 13 hermanos –8 mujeres y 5 hombres– , vivió toda su infancia en un hogar en el que los abusos estaban casi naturalizados. Hasta donde él pudo enterarse, cuatro integrantes de la familia fueron víctimas de los abusos de su padre. También reconoció que probablemente "haya más afectados".

El denunciante creció y decidió dejar en el olvido todos los delitos que sufrieron sus parientes cuando eran menores de edad. Sin embargo, cuando se enteró que su hermano, uno de los que fue abusado, se aprovechó sexualmente de su sobrinita de 9 años, no dudó en sacar a la luz todos los años de oscuridad por los que pasaron. "Tengo miedo de que siga pasando. Mi familia está infectada de pedófilos. Cada vez que mi papá sale a la calle, le gritan pedófilo", aseguró.
 

Padre borracho violaba y golpeaba a sus hijos

El denunciante contó que su papá era alcohólico, les daba palizas a su madre y abusaba sexualmente de cinco de sus 13 hijos en la casa del partido de La Matanza. "Mi mamá sabía todo lo que pasaba, era cómplice", dijo.

El chacal, quien ahora tiene 67 años, tomaba mucho y solía ponerse violento. Mirtha, quien tiene aproximadamente 40 años, cansada de los abusos de su padre, se escapó con su novio a los 14 y viajaron a Neuquén. "Ella sólo quería irse", dijo su hermano.

Sin embargo, la fuga de la chica no puso fin al calvario. El abusador eligió a otra de sus hijas como víctima. La reemplazante para sus crueles tratos fue Norma, cuando tenía apenas 8 años. En la actualidad, ya tiene 24.  "En mi familia lo saben todos. Mi papá está enfermo desde siempre", manifestó Sergio.

Además, Wálter, uno de los hijos varones de la familia, también fue víctima. Según denunció su familiar, fue abusado cuando era menor y ahora, a sus 25 años, "él se convirtió en el pedófilo". 
 

Joven abusado por su padre se aprovechó de menor 

Walter nació y se crió en un hogar de San Justo en el que presenciar abusos era algo cotidiano. Fue víctima de su padre cuando era menor de edad y a sus 25 años, su hermano lo denuncia por manosear a su sobrina.

El hombre no tenía dónde vivir y, por lo tanto, su hermana Cinthia lo recibió en su hogar. La mujer y su hijita le dieron la bienvenida. Sin embargo, él se aprovechó de la confianza y abusó de la menor de 9 años.

"Le metía los dedos, la amenazaba de muerte, le decía que iba a matar a sus hermanitas", dijo el denunciante. Agregó que la pequeña se animó a confesar las bestialidades que sufrió en medio de un "pijama party" en la casa de una de sus amiguitas. 
 

Se casó y el marido abusó de su hermana

Otra de las hijas del abusador de San Justo se casó con un hombre y se fue a vivir a González Catán, cansada de las aberraciones de su padre. Sin embargo, nunca sospechó que su esposo iba a ser capaz de cometer las mismas atrocidades. 

El denunciante contó que su cuñado arrinconó a una de sus hermanitas en el pasillo de su casa en Villa Constructora, la manoseó y la amenazó con matarla si llegaba a decir algo. 

"Mi familia está infectada de pedófilos. Tengo muchos sobrinitos. Si no hacen algo, también van a ser víctimas", concluyó el acusador.