El hecho ocurrió en esta vivienda de Tortuguitas (Google Street View).

El hecho tuvo lugar en la localidad bonaerense de Tortuguita, cuando un grupo de 6 delincuentes escapaban de la policía en un intento de robo a una vivienda de un vecindario. En su escape a pie, por la calle Nicaragua (entre las calles Patricias Argentinas y Valparaíso), ingresaron a un taller mecánico atendido por dos hombres, Claudio y Jesús Belizán (padre e hijo) para intentar acortar camino y eludir de la persecución policial.

Uno de los delincuentes, de 18 años tenía en su poder un arma considerada de guerra y casi sin mediar palabra le disparó a ambos hombres, en el cual el padre de familia recibe un impacto en el pómulo izquierdo y el joven dos tiros en el abdomen.  Ahora, padre e hijo se encuentran en estado estable.

Ante la tardanza de la llegada de una ambulancia, los vecinos y familiares de los heridos decidieron llevarlos con suma urgencia al hospital Municipal de Pablo Nogués, donde fueron intervenidos quirúrgicamente y a pesar de que la operación fue exitosa, se encuentran en grave estado.

Luego, el delincuente de 18 años se trenzó en una balacera con efectivo policiales que estaban afuera del galpón, e hirió al oficial César Escobar, con impactos en el hombro izquierdo y pómulo izquierdo, causándole una fractura de mandíbula. El propio efectivo policial decidió manejar herido hasta el mismo hospital donde estaban internados los otros dos hombres, y recibió las respectivas atenciones.

El joven malviviente fue herido en la rodilla derecha y mano izquierda, y detenido por otros efectivos policiales. Además, otros dos fueron apresados a metros del lugar. En tanto, los restantes delincuentes escaparon en un automóvil y se encuentran prófugos. Por tal motivo, la policía bonaerense dispuso un operativo cerrojo para dar con los fugados.

El caso es investigado por la comisaría de Pablo Nogués y la UFI N° 18 de Malvinas Argentinas, a cargo de la doctora Gloria Reguan, quien tras los peritajes realizados en la escena del hecho, dispuso la incautación de todas las armas intervinientes en el episodio y la declaración de los participantes del hecho. En tanto, la causa fue caratulada como "atentado y resistencia a la autoridad, lesiones, abuso de arma y tenencia ilegal de arma de guerra”.

Un vecino aseguró a Crónica que las víctimas "recibieron balas en el pecho y en la cara". Efectivos advirtieron la situación y lograron detener a dos de los seis ladrones. El resto de los agresores se dieron a la fuga.