Vecinos de un restaurante chino situado en el barrio porteño de  San Telmo denunciaron la presencia de un gato encerrado en el local que permanece clausurado desde hace un mes, por causas que se desconocen. "El animal está desesperado y la justicia no autoriza la apertura del negocio para poder sacarlo", manifestaron testigos en diálogo con Crónica.

Con la intervención de la UFEMA, y la colaboración de personal policial de la Comisaría Vecinal 1° E y agentes de la guardia de Auxilio del GCBA se rescató al animal que se encontraba dentro del inmueble.