Ocurrió en la Comisaría de Santa Rosa de Calamuchita. 

Un joven de 24 años fue detenido este sábado por la tarde mientras pedía una cerveza en un buffet cordobés y los policías que lo arrestaron le pegaron hasta que quedó desmayado.

El acusado de estar "ebrio" no se resistió al arresto y cuando se acercó al patrullero, el efectivo le dijo "cuando subas te voy a matar". En ese momento, el joven comenzó a advertir a los gritos a su familia lo ocurrido y les pidió que observen que se encontraba sano porque no sabía cómo iba a regresar. 

El vehículo policial se detuvo a las pocas cuadras de haber arrancado, subieron cuatro hombres más vestidos de civiles, esposaron a Leandro Cufre y comenzaron a golpearlo salvajemente hasta dejarlo desmayado.

"A mi cuñado no lo mataron porque Dios no quiso. Pararon porque se desmayó y se asustaron. Le quebraron la mandíbula en tres partes, lo desfiguraron. Está morado por todos lados", denunció la allegada, Laura Guzmán, a Crónica

Cuando los parientes del joven llegaron a la Comisaría de Santa Rosa de Calamuchita, los efectivos negaron el acceso. Uno de los familiares entró a la fuerza y vio a la víctima "tirado en el suelo, ensangrentado y con la cara destrozada".

La víctima contó que dentro de la comisaría un efectivo lo golpeaba mientras que otro limpiaba las manchas de sangre del cuerpo del detenido y de la pared. El joven permanece internado en un hospital regional a la espera de una prótesis para operar su mandíbula. 

Le partieron la mandíbula "en tres partes". 
Familiares denuncian que policías lo desfiguraron.
El joven fue detenido por estar ebrio.