Los padres del menor asesinado continúan detenidos.

El hombre acusado de asesinar a su hijo de 4 meses junto a su pareja en la localidad bonaerense de Quilmes dejó al borde de la muerte a otro de sus pequeño hace 4 años atrás, según denunció la abuela materna de los chicos a Crónica.

Eduardo Alberto de 31 años y Patricia Diaz de 24 ya habían sido denunciados hace cuatro años luego de que abandonaran en el hospital a uno de sus seis hijos. "Si la Justicia hubiese actuado, el crimen de Tiziano Ismael Villán se podría haber evitado", aseguró María

"Se conocieron por Facebook y él maltrataba a sus hijos. Cuando Thiago tenía 5 meses, ese hombre lo golpeó, lo dejó en coma y lo abandonó en el hospital. Yo me hice cargo de él y de otro de los hermanos. Mi hija nunca los reclamó", agregó. 

Además, detalló: "el menor ya tiene 4 añitos y ni él ni su hermano volvieron a ver a sus padres. Después de abandonarlos, la pareja tuvo cuatro hijos más. Uno de ellos, fue el que violaron y mataron".

"Le pegaba a mi hija, la obligaba a prostituirse y a vender droga"

La familia de la joven detenida por el crimen también aseguró a Crónica que la chica fue "víctima" de su pareja y relataron que el hombre le pegaba, la obligaba a prostituirse y a vender droga para "llevar plata a la casa". 

La detenida pudo comunicarse con su familia en una ocasión para comunicarles la situación pero cuando fueron a buscarla, la familia del acusado no los dejó acercarse y los alejaron con violencia, según relataron sus familiares. 

"Mi hija es una víctima más. Ella no puede hacer mucho tampoco, yo estoy muy dolida. Queremos que el caso se investigue y que se haga Justicia", agregó la madre de la detenida. 

El caso quedó a cargo de la comisaría 3ª de Quilmes. Intervino en la causa la doctora Ximena Analía Santoro, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 7 del departamento judicial de Quilmes.

Investigan, además, si abusaron de cuatro hermanitos del menor fallecido que convivían con la pareja, que oscilan entre 1 a 4 años. Los nenes fueron rescatados del domicilio y trasladados a un hogar de abrigo de Banfield.