El aberrante hecho ocurrió en la ciudad El Jagüel del partido bonaerense de Esteban Echeverría. Una mujer denunció a Crónica que su hija de 9 años fue abusada en reiteradas ocasiones por su tío de 16, con complicidad de la abuela paterna de la menor.

Juliana De Giacomi de 27 años contó que la nena confesó que la señora mayor le exigió que prometiera que no iba a contar que era abusada porque, de lo contrario, "no la iba a ver más y iba a lograr que la familia se pelee por su culpa". Además, la anciana le hizo jurar que no le iba a decir nunca a su madre lo ocurrido.

Luego de un año de abusos, la madrina de la menor la notó angustiada y se la llevó a su casa para hablar sobre lo que le sucedía. En ese momento, la pequeña reveló que su tío la manoseaba y la mujer llamó de inmediato a la madre de la víctima para contarle lo sucedido.

Al enterarse del hecho, la mamá de la nena fue a la casa de la abuela paterna a buscar a su hija. Cuando llegó, sus familiares le mintieron y le dijeron que el joven acusado "estaba borracho y, sin saber lo que hacía, manoseó a la nena". Sin embargo, la criatura reveló que fue abusada en reiteradas ocasiones durante un año.

"Mi hija se cansó porque él le estaba haciendo de todo, le pedía que le hiciera sexo oral. Se cansó, se sentía muy mal. Me contó que su tío le ponía 'eso' en la cola", manifestó la mamá de la menor. Agregó que la criatura solía tener la cola "paspada" pero nunca se imaginó el calvario que estaba viviendo la pequeña.   

El caso está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nº4  de Banfield. El acusado continúa libre por ser menor de edad. La madre de la niña no baja los brazos y reclama que se haga justicia: "No voy a parar hasta que pague por las aberraciones que cometió. No puede ser que sólo porque es menor, no tenga que ir preso".