Los restos de "Kuki" permanecen en la morgue de Merlo.

Un hombre de 40 años fue asesinado a golpes y puñaladas en un violento episodio ocurrido en el partido bonaerense de Merlo. Un grupo de al menos nueve jóvenes se acercó a la víctima, quien estaba junto a amigos, y los atacaron para robarles el vino que acababan de comprar. Uno de los afectados murió camino al hospital, mientras que otro se encuentra internado.

La víctima fatal, Gabriel Salvador "Kuki" Gutierrez, se dirigió junto a una amiga y un amigo, ambos vecinos, a comprar vino a las nueve de la mañana en el barrio La Teja. Luego de adquirir la bebida, la patota se acercó para sacarles el alcohol y, atacaron a golpes, patadas y puñaladas a los sujetos. La chica, de nombre Johana, no sufrió heridas y brindó testimonio en la comisaría de Merlo.

El hermano de la víctima, Diego Gutierrez, contó a Crónica que su familiar "fue a comprar vino y lo agarró una patota. Murió en la ambulancia mientras lo llevaban al Hospital Eva Perón. Creo que quiso defender al otro chico, el "Colo". La chica dijo que les quisieron sacar la bebida".

"Yo lo encontré muerto con un agujero grande debajo de su axila. Además, tenía golpes en la espalda, raspones. Parece que lo patearon y revolcaron por el piso", agregó.

La víctima era albañil y padre de cuatro hijos. Un bebé de dos años, y tres adolescentes de 15, 16 y 18. "Su pareja y sus hijos están destruidos", contó Diego. 

Los familiares del fallecido se manifestaron en Facebook: