Darío Barassi es uno de los conductores televisivos favoritos de la audiencia desde que muchos descubrieron su chispa y su característico humor en 100 argentinos dicen, el programa que mejor mide el rating de El trece y del comienzo de las tardes en la tevé desde hace semanas.

Su actitud desinhibida, su enorme simpatía, su sinceridad en vivo y mucho más hicieron que Darío Barassi sea uno de los conductores más vistos y queridos del país por la audiencia.

Es carismático como muchos, pero lo que realmente cautiva a varios espectadores es su extrovertida personalidad, su trato amigable y descontracturado con los participantes y con el resto del equipo de la producción, y sin lugar a dudas, su fuente inagotable de chistes y los latiguillos que se convirtieron en su marca registrada.

El famoso oriundo de San Juan sostuvo en una entrevista con Clarín que lo suyo es un poco “un personaje”, algo que no extraña teniendo en cuenta su experiencia como actor en obras de teatro, y comedias y telenovelas de gran renombre, tanto en nuestro país como de afuera.

La reacción de Darío Barassi en su cuenta oficial de Twitter que provocó un aluvión de "likes". Fuente: (Twitter @dariobara)

Pese a que se recibió de abogado con diploma de honor en la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) para continuar con el linaje profesional de su familia, Darío Barassi siempre supo que lo suyo era el arte escénico.

Su paso por la compañía de actuación de Alicia Zanca o las academias de comedia musical de Nueva York no fue en vano: los conocimientos reunidos y su talento le permitieron experimentar y encarnar a sus primeros personajes en importantes obras.

Corría el año 2011 cuando hizo su debut actoral tras conseguir el papel protagónico en la obra teatral Chicos católicos, pero también conoció el ritmo y la intensidad de las ficciones televisivas con fugaces apariciones especiales en la serie latina de Disney, Peter Punk, y en Historias de la primera vez, de América.

El pasado de Darío Barassi como actor secundario en la obra de Disney Channel "Peter Punk".

En Peter Punk, una producción juvenoinfantil del 2013, logró que su personaje secundario en la primera temporada (“Beto”, un ingeniero de sonido) se convirtiera en una de las figuras permanentes durante la secuela de la ficción.

A partir de ese momento, llegó su primer reconocimiento en el mundo del espectáculo: la nominación al premio Martín Fierro en la categoría “Revelación” por su performance como “Pedro Gatto” en la serie Viudas e hijos del rock n’ roll (Telefé).

Otra persona: el presentador de "100 argentinos dicen" en sus épocas de actor en "Viudas e hijos del rock n' roll".

El segundo gran salto en su carrera artística llegó con el personaje que encarnó en otra gran serie infantil de Disney, con figuras internacionales como Karol Sevilla: Soy Luna. A partir de allí, comenzó a participar de forma permanente en otras producciones nacionales, como Educando a Nina (Telefé), Quiero vivir a tu lado (primero que coprotagoniza en El trece) y su debut en el séptimo arte para la película que dirigió Fernán Mirás, El peso de la ley.

También se destacó en funciones teatrales como uno de los protagonistas de Aladín: será genial, interpretando al “Genio” de la lámpara, o en Carcajada Salvaje, junto a Verónica Llinás. Gracias a este último rol obtuvo una nominación más en los premios ACE, en la terna “actor protagónico de comedia”.

El humor fue el gran aliado de Barassi a lo largo de toda su vida.

Todo este recorrido artístico por obras teatrales y telenovelas de gran renombre permitieron que el abogado y actor se convierta en el gran personaje que hipnotiza la miradas de cientos de miles de espectadores al día de hoy en 100 argentinos dicen, un programa que se aggiornó a su medida.

Su lengua karateka en momentos oportunos, su egocentrismo, los bailes, las bromas sobre sí mismo o sobre su difunto padre, y hasta las anécdotas de su intimidad o con famosos, entre otras, permitieron que el show compita fuerte en la franja horaria de entre las 14.30 y las 16, uno de los momentos más difíciles de la televisión en vivo.

En pantuflas, comiendo y hasta echándose un gas en vivo: el conductor apuesta a todo a la hora de realizar el programa porque así es como encontró la fórmula de su éxito personal.

Consideró que de todas las veces” que trabajó en la televisión, el programa que conduce actualmente es en el que mejor se refleja con fidelidad a su “yo” de la vida real. En sus redes sociales, donde presume sus canjes, su lujoso estilo de vida, pero donde también derrite corazones con escenas de su cotidianidad junto a su esposa, Lucía Gómez Centurión, y su hija Emilia, mejor conocida como “la Pipi”, posee millones de seguidores.

Soy divino, soy simpático, pero también soy bardero y picante, me enojo fácil. Creo que soy un tipo relativamente simpático y eso hace que genere empatía y esta apertura de la gente, que de verdad me saludan por la calle como si fuera un primo. Yo aprovecho, les pido comida, plata…

Pero aunque se encuentre en la cresta de la ola de su carrera profesional, el mediático de 37 años asegura que no se deja conformar tan fácil. “El secreto para el éxito es para mí mantener la ambición activa, yo nunca siento que ya estoy en el techo”.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos