El éxito de la remasterización de Okupas y su inclusión en la cartelera de Netflix en julio pasado fue inminente. Desde que la miniserie de Bruno Stagnaro volvió al presente a más de veinte años de su estreno original por la TV Pública, se convirtió en una de las principales tendencias de las últimas semanas en la esfera pública.

" Okupas" sigue entre las "10 series y películas" más vistas de Netflix en Argentina.

La trama y la formidable actuación de Rodrigo de la Serna (‘Ricardo’), Diego Alonso (‘El Pollo’), Ariel Staltari (‘Walter’) y Franco Tirri (‘El Chiqui’), entre otros, tomó por sorpresa a las nuevas generaciones de televidentes, y volvió a conquistar a cientos de miles que la disfrutaron tiempo atrás, en su primera emisión, en la antesala al estallido de la crisis del 2001.

Así todo, el paso de los años desde su estreno original hasta su llegada a Netflix inquietó a más de uno, y fueron varios los que comenzaron a preguntarse qué habría sido del presente de cada intérprete de esta novela de una temporada de 11 episodios. Así fue que en Crónica se empezó a repasar la historia de vida y las carreras profesionales de algunos de sus personajes icónicos.

Una de las actrices que sin lugar a dudas marcó a varios por su macabro personaje en Okupas fue Carmen Renard Moyano, conocida como “la vieja del Docke” que atemorizó a millones de personas con su risa perversa en el episodio que antecede a “El mascapito”. La captura de pantalla o los videos de su escena en uno de los momentos de mayor tensión de la serie se volvió viral en las redes sociales por su tenebrosidad, y se convirtió en uno de los memes más utilizados del último mes.

Carmen Bernard Moyano aparece en breves momentos de uno de los episodios más emblemáticos de la serie Okupas.

Su participación en la miniserie fue fugaz pero impactante, al punto de lograr transformarse en un ícono mediático. Así todo, muchos creían que por su papel como ‘extra’ en la producción de Stagnaro, habría sido tan solo un golpe de suerte para una señora que obtuvo un breve reconocimiento en una popular ficción argentina. Pero no es así.

¿Quién fue Carmen Renard Moyano, la vieja de “ Okupas”?

Se trata de una destacada arquitecta, docente universitaria, intelectual y artista. En sus 86 años de vida -nació el 6 de diciembre de 1915 y falleció el 3 de enero del 2002, poco después de ejercer su rol en la serie-, fue una mujer que siempre tomó las riendas de su destino y que cosechó grandes victorias sin vanagloriarse de ellas ni obtener un merecido reconocimiento público.

Fuente: Nació en el seno de una familia acomodada en el barrio porteño de Belgrano y falleció a los 84 años en su departamento ubicado en Palermo. Fuente: (Diario de Cuyo)

Según detalló la periodista Estela Ruiz M. en un excelente perfil para el Diario de Cuyo, fue una de las diez hijas e hijos que tuvo el ex Almirante de la Armada Argentina, Abel Jules Adolfo Renard Bureau y la fundadora del prestigioso Instituto Renard, Josefina Ethel Moyano. Nació y se crio en la ciudad porteña de Belgrano, en un hogar conservador y de élite, pero desde su juventud siempre se expresó como la hija más rebelde y adelantada a su época: fue una de las dos herederas de Renard Moyano que no quiso casarse ni tener decendencia -la otra, Laura, quien era menor que ella, se hizo religiosa-.

En aquellos años, las mujeres que no se casaban eran mal vistas y estigmatizadas, y además eran forzadas a cumplir con otros mandatos, como el cuidado de los padres al llegar a la tercera edad. No obstante, la periodista remarca que su espíritu indómito no solo se lo prohibía, sino que reafirmaba su gran carácter y actitud independiente.

"Yo no me casé para no joder a nadie. Con el carácter que tengo ¿quién me aguantaría?", le habría confesado alguna vez a su primo Miguel Moyano. Fuente: (El Diario de Cuyo)

Alejada de la vida familiar tradicional y conservadora, Carmen se graduó de Maestra del Instituto Nacional del Profesorado de Lenguas Vivas. Era apasionada por la lectura y el arte. Aprendió a leer y a hablar en inglés, francés, y un poco de alemán e italiano. Luego, se inclinó por una carrera fuertemente masculinizada por aquel entonces: la arquitectura. Al comienzo, explica Estela Ruiz, cuando se anotó, creyeron que se trataba de un hombre (el nombre “José del Carmen” era común en varones), y cuando la reconocieron como mujer, la rechazaron rotundamente. Sin embargo, algo en su carácter y su perseverancia intachable habrán hecho que finalmente cumpliera con su sueño y lograra demostrar su talento.

Poco tiempo después del terremoto en San Juan, Carmen Renard Moyano ya era una arquitecta con título de la Universidad Nacional de Buenos Aires, que iniciaba una nueva etapa de su vida en esa provincia, donde vivió tres décadas.

Fue la única mujer que trabajó en el equipo de arquitectos que proyectó y construyó el famoso Auditorio Juan Victoria, la gran sala de conciertos de la provincia, pero también trabajó en otras importantes obras sanjuaninas, como "El Globito" (el teatro de cámara del Instituto Superior de Artes).

La actriz y arquitecta tuvo un rol preponderante en la construcción del Auditorio Juan Victoria de la provincia de San Juan. Fuente: (El Diario de Cuyo)

Asimismo, fue redactora de numerosos artículos sobre Urbanismo en Diario de Cuyo y ejerció la docencia universitaria. Después de egresarse, en 1939, fue becada a Estados Unidos, donde en 1941 obtuvo su Master en la Universidad de Columbia; y años después se perfeccionó en Francia.

Una vez radicada en San Juan y con una prestigiosa carrera sobre sus hombros, la arquitecta se zambulló en otra de sus grandes pasiones: la actuación. Su nombre se empezó a hacer popular entre los artistas por haber creado una sala de teatro en el living de su casa, conocida como “El Planario”, que se convirtió en la primera sala independiente de teatro local. También integró y representó varias asociaciones de músicos, y fundó otras organizaciones que apoyaban el arte escénico local.

"El Planario", el pequeño teatro que Carmen armó en la sala de su casa de San Juan. Fuente: (El Diario de Cuyo)

El torbellino de ideas y proyectos se detuvo en la década del ochenta con la aparición de una EPOC producida por su adicción al cigarro, aquel vicio que deterioró su vida y su voz principalmente. Fue gracias a esto que su perversa carcajada en la serie de Okupas quizás cobró la fuerza y el ímpetu que tanto marcó a la audiencia.

No obstante, antes de su partida, se dio el gusto de participar en las producciones audiovisuales de muchos amigos artistas que conoció en sus años de esplendor.

Carmen Renard Moyano en la película de Eliseo Subiela, "El lado oscuro del corazón" (1992)

El reconocido actor chileno Franklin Caicedo, tras enterarse de su muerte, organizó un fastuoso agasajo en su honor para despedirla “como a ella le hubiera gustado”.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos