No hay mejor época que el verano para pensar en cuidarse. El calor se presta para comer comidas más livianas y saludables, por eso te presentamos la mejor receta de panqueques saludables. 

El panqueque, hotcake o pancake, es una torta plana, redonda y que puede ser tanto dulce como salada. La gran variedad de rellenos que puede tener lo hacen una comida muy elegida tanto por los chicos como por los grandes. Sin dudas son deliciosos y, aunque en general no son considerados saludables, existe la posibilidad de hacerlos más livianos, sin harinas y que continúen teniendo su sabor característico. ¡No te prives de comer rico! 

 

Una recta para hacer a toda hora del día.

Ingredientes para los panqueques saludables de avena

Para estos pancakes necesitas:

  • 250 gramos de avena. Podés usar la que más te guste (instantánea, fina,  tradicional, etc.)
  • 200 mililitros de leche. Si utilizas leche descremada te quedarán aún más suaves y livianos, aunque la común también aporta gusto. 
  • 1 unidad de huevo
  • 1 cucharadita del endulzante que utilices (edulcorante, estevia, azúcar) 
  • 40 gramos de manteca. Es posible reemplazarlo por fritolín o untar la sartén con un poquito de aceite. 
  • 1 pizca de canela en polvo, que le aporta muchísimo sabor.  
  • 1 cucharada de esencia de vainilla. 

 

Si le agregas banana a la preparación queda riquísimo. 

El paso a paso de la cocción: 

Lo primero que hay que hacer es hacer harina de avena (parece difícil, pero es muy fácil)  En una licuadora o procesadora, agrega la totalidad de la avena y tritúrala hasta que se convierta en polvo. 

Luego en un recipiente,  mezcla la avena, el huevo y la leche. Te tiene que quedar una masa homogénea. En este paso también le debes agregar la canela (si no te gusta, puedes usar otra especie para aromatizar tus panqueques) y por último coloca el endulzante que hayas elegido. Si la mezcla queda muy espesa, ponele un poco  más de leche (pero ¡ojo no te pases!) 

Ahora elegí la mejor sartén que tengas, en lo posible que sea antiaderente, y agregale un poquito de manteca o aceite. El fuego tiene que estar bajo para que no se te quemen por fuera y  queden crudos por dentro.  

La miel les da un toque especial. 

 

Luego, solo te falta poner con una cuchara o cucharón la preparación en la sartén. Le podés dar la forma y el tamaño que más te guste. Si es para que coman los chicos, le da mucha onda utilizando cortantes de galletitas. Se harán en cuestión de minutos. 

Si te gusta, acompañalos con frutas, helado, cremas, chocolate, lo que más te tiente. Otra gran opción es agregarle cacao a la preparación y que los panqueques te queden bien sabrosos. 

Ya no tenés excusas para comer sano, rico y saludable. 

Ver comentarios