A pesar de no haber nacido en el país, es impensable la idea de una familia argentina sin pan dulce en la mesa de Navidad. Todos los años, cientos de personas forman largas filas fuera de las pastelerías a la caza del mejor panetone para la noche buena. Si querés saltarte la fila este 2021, podés empezar a practicar esta receta de pan dulce casero para sorprender a tu familia en las fiestas.

Para lograr el pan dulce casero tan rico como el empaquetado que venden los supermercados, vale tener en cuenta algunas consideraciones. Por un lado, amasar la masa es un paso clave en la preparación de este pan, caracterizado por su consistencia liviana y dulce. Procurar amasar con vigor antes de incorporar las frutas o nueces, ya que una vez incluido el relleno hay riesgo de aplastarlo.

 

Si bien le da el sabor característico a este plato, la esencia de pan dulce o agua de azahar no es obligatoria en esta receta. Si se busca el típico sabor del pan dulce, entonces vale la pena buscar este ingrediente, pero si nos falta en el almacén no se arruinará el plato. Por último, en caso de que se quiera hacer una versión más económica, la mejor alternativa es el pan dulce con chispas de chocolate en lugar de las clásicas frutas y nueces.

Ingredientes

Para la esponja

  • 100 g de harina 0000
  • 50 g de levadura
  • 30 g de azúcar
  • 120 cc de leche

Para el amasijo

  • 600 g de harina
  • 5 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 200 g de manteca
  • 50 g de miel
  • 1 cucharadita de esencia de pan dulce o agua de azahar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón
  • Ralladura de 1 naranja
  • Pizca de sal fina

Para el relleno

  • 150 g de nueces
  • 150 g de almendras
  • 150 g de maní neutro
  • 80 g de pasas de uva negras
  • 80 g de pasas de uva rubia

Para el glaseado

  • 3 claras de huevo
  • 80 g de azúcar impalpable
  • Jugo de 1 limón
Con esta receta de pan dulce casero, sorprende a la familia en las fiestas.

Modo de preparación

  1. Para la esponja: Unir todos los ingredientes, tapar y dejar descansar hasta que doble volumen (aproximadamente unos 10 minutos)
  2. Para el amasijo: En un bowl, incorporar los huevos junto a las esencias, las ralladuras y la miel. Reservar.
  3. En un procesadora colocar la harina, la sal, el azúcar y la manteca. Unir la preparación de los huevos anterior y amasar. Agregar la esponja y continuar amasando hasta amalgamar bien todos los ingredientes. Bajar a la mesada y continuar amasando con las manos. Dejar descansando hasta que doble volumen (entre 40 y 60 minutos).
  4. Hidratar las uvas pasas 12 horas y reservar. Volcar el amasijo sobre la mesada y desgasificar el aire que se generó durante el reposo apretando la masa de adentro hacia afuera.
  5. Agregarle todo el relleno a la masa. Amasar todo muy bien hasta que se integren todos los ingredientes.
  6. Colocar la masa en dos moldes de papel, previamente enmantecados y realizar un corte en forma de cruz en la superficie de cada masa. Dejar descansar hasta que las masas doblen su volumen (entre 40 y 60 minutos). Pintar con doradura (mezcla de huevo y leche). Cocinar en horno a 180°, 30 a 40 minutos.
  7. Para el glaseado: En un recipiente mezclar enérgicamente los ingredientes con un batidor de mano hasta obtener la densidad deseada. Si queda queda muy ligero, agregar azúcar impalpable. El jugo de limón puede reemplazarse por jugo de naranja o mandarina.
  8. Una vez frío glasear el pan dulce y colocar frutos secos a gusto por encima. Dejar secar antes de consumir.
Ver comentarios