Una escocesa identificada como Suzy Cairns, se filmó teniendo sexo con su perro, añadiendo un poco de crema batida al acto de zoofilia. Lograron atraparla gracias a que detectives intervinieron su celular.

La policía dijo que el animal involucrado es un  Labrador, que estuvo presente cuando allanaron su casa.

Cairns, de 39 años, se declaró culpable de posesión de material pornográfico y admitió estar en posesión de fotografías de pornografía infantil.

La mujer admitió el delito.

También admitió estar en posesión de “imágenes pornográficas extremas que representan de forma explícita a una mujer que se dedica a la actividad sexual con un perro”.

Su nombre fue agregado al registro de delincuentes sexuales con efecto inmediato y la sentencia fue diferida para los informes de antecedentes.

Al momento de allanamiento, encontraron al perro protagonista del video.

Los detectives recibieron información de inteligencia de la Unidad de Delitos Cibernéticos de la Policía de Escocia, indicando que la dirección IP de internet del acusado había sido utilizada para acceder a imágenes indecentes de niños.

Los oficiales obtuvieron una orden de registro y fueron a la casa de Cairns en Livingston, West Lothian.

También poseía imágenes de menores.

"Fue entrevistada y se incautó y examinó un teléfono móvil. Se encontraron imágenes indecentes y otras imágenes dentro del teléfono” dijo el oficial Jim Robertson.

Cairns esta citada para ir a la corte el 9 de febrero donde le dictarán su sentencia.