El impresionante hecho ocurrió en Texas, Estados Unidos. Una familia se disponía a ingresar en el auto cuando un caimán que se escondía debajo del vehículo los atacó por sorpresa.

Una unidad especial de la policía se acercó a la vivienda y capturó al reptil para liberarlo en un ambiente salvaje seguro para el animal y para las personas.

En esta época del año, en los estados sureños, los caimanes suelen desplazarse por las noches en búsqueda de alimento y de una pareja para aparearse.