Una de las reglas de un buen conductor tiene que ver con el correcto estacionamiento y respeto de las leyes, algo que un conductor parece no haber tenido en la localidad bonaerense de González Catán, ya que tras aparcar de forma incorrecta un vecino del lugar le dejó pegado un cartel con un curioso consejo.

Intentando que su automóvil no quedara en la mira del sol calcificador, el sujeto estacionó su Chevrolet Celta gris en la sombra y se fue del lugar, dejando a la unidad en un espacio indebido.

 

Tras divisar esta situación, un morador del vecindario decidió darle una lección al conductor del automóvil, y al darse cuenta que el vehículo estaba bajo un árbol en busca de sombra, se tomó el tiempo de dejarle un particular mensaje para que el sujeto lo leyera cuando regresara. 

"Si quiere sombra, mueva el culo y plante un árbol", escribió con fibrón negro en una hoja de papel que pegó con cinta adhesiva al baúl del vehículo.

El particular cartel fue hallado en González Catán (Instagram).

La imagen se compartió en Instagram, más precisamente en @Catan City, una cuenta dedicada a "memes e información de González Catán". De forma súbita, acumuló más de 500 me gusta y no tardó en volverse viral en las demás redes sociales.

Otro caso en Olivos

Por otra parte, la foto de un auto mal estacionado y la amenaza de una denuncia desencadenó una brutal pelea entre dos vecinos de Olivos, que terminaron tirados dentro de un arbusto de la vereda.

La insólita secuencia, que pudo haber sido una tragedia porque uno de los hombres rompió una botella y amenazó con lastimar al otro, fue filmada por un joven desde un balcón y tuvo lugar en Alberdi al 500.

 

La discusión comenzó porque uno de los vecinos le tomó varias fotos a un auto mal estacionado para realizar la denuncia, y el sujeto estaba molesto porque a él le habían hecho una multa días atrás.

En tanto, el dueño del auto salió del edificio de enfrente y al verlo lo increpó, la discusión subió de tono y terminó con ambos tomándose a golpes de puño y patadas.

 

Lo insólito es que en medio de la pelea los dos vecinos, que no paraban de insultarse, cayeron dentro de un arbusto, donde siguieron golpeándose, mientras otros dos miraban sin siquiera intentar detener el conflicto.

También pudo haber terminado con un saldo trágico debido a que en medio de la pelea uno de los vecinos, el que había sacado la foto, rompió una botella y amenazaba con lastimar al otro. Ese fue el momento en el que el joven que filmaba desde un balcón dejó de grabar y bajó para intentar separarlos.

 

Ver comentarios