El sábado pasado, cuatro inmigrantes ilegales que intentaban pasar a la península Ibérica escondidos entre las piezas de varios autos en Melilla, la ciudad española que está ubicada al norte de África, fueron halladas y rescatadas por La Guardia Civil de España.

Estaban retorcidos en espacios extremadamente estrechos.

En la frontera entre España y Marruecos fueron descubiertas los cuatro africanos. Los afectados eran tres jóvenes de 20 y 21 años y una adolescente de 15. Se encontraban en estado de desorientación, deshidratación y presentaban dolor en las articulaciones, así como síntomas de asfixia.

Se escondieron en compartimentos especiales detrás del tablero de instrumentos.

Además, tres de ellos estaban retorcidos en espacios extremadamente estrechos en los tableros y bajo los asientos traseros de automóviles Chevrolet, Mercedes-Benz y Renault. Los choferes de los vehículos, todos de nacionalidad marroquí, fueron detenidos por la Policía fronteriza bajo sospecha de tráfico humano.

Así se encontraban las personas escondidas.

La cuarta persona se había camuflado entre los amortiguadores de un camión. El inmigrante fue encontrado en el puerto de Melilla, cuando la seguridad iba a embarcar un cargamento de arena y piedras de Marruecos.

Los migrantes estaban en estado de desorientación y deshidratación.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos