El momento en que fue descubierta

La policía de la aduana detuvo a un hombre que intentaba de salir de Turquía y entrar a Uzbekistán porque llamó la atención que su valija pesara más de lo normal.

Al revisar la maleta, las autoridades quedaron boquiabiertos. Una mujer de 27 años se escondía en el interior en posición fetal y su intención era burlar los controles.

La mujer, oriunda de Uzbekistán, intentaba regresar a su país de esa manera porque tenía prohibido el ingreso durante cinco años por causas que se desconocen.

Ambos fueron detenidos y puestos a disposición de la Justicia por haber infringido las leyes migratorias y de aduanas.