Un chico de 12 años pasó más de dos meses con 31 bolitas magnéticas en su pene y su vejiga. Por un fuerte dolor abdominal, el pequeño fue trasladado a un hospital en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, donde la radiografía reveló que tenía dentro suyo una multiplicidad de "cuerpos extraños". 

La radiografía que le hicieron al nene.

Luego de que le hicieran los estudios, el menor admitió a los médicos que se había introducido por el orificio del pene las 31 bolitas imantadas hacía unos 70 días mientras "exploraba su anatomía".

Según compartió un medio británico, el urólogo Wang Jun contó que las pequeñas bolas eran "muy difíciles de sacar" debido a sus propiedades magnéticas que hacían que "se resbalaran cuando intentaban agarrarlas".

Por este motivo, los doctores llenaron la vejiga del menor con aire y agarraron las pelotitas sin que estas se movieran. De esta forma evitaron someterlo a una cirugía, opción que se evaluó ante la gravedad del cuadro.

Ver más productos

El beato Bartolomé Fanti, en el recuerdo de lglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Bartolomé Fanti

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos