El acaudalado deportista.

El jugador más rico del mundo no es ni Lionel Messi, ni Cristiano Ronaldo y posiblemente la mayoría de los fanáticos no saben de quien se trata. Faiq Jefri Bolkiah es un joven de 19 años que milita en la reserva del  Leicester City de Inglaterra y que heredará una fortuna de más de 20.000 millones de dólares, según la revista Forbes.

El futbolista nacido en Los Ángeles (Estados Unidos) es sobrino del sultán de Brunéi (un pequeño país asiático de poco más de 400.000 habitantes con enormes reservas de petróleo y gas natural), Hassanal Bolkiah, cuya fortuna asciende a 20.000 millones de dólares. El deportista nació en suelo norteamericano, pero decidió representar a Brunéi en varios torneos internacionales.

El joven adinerado comenzó su carrera en el AFC Newbury y pasó por el Southampton, el Arsenal FC y el Chelsea. Desde mayo de 2016, juega en el  Leicester City.

En una reciente entrevista, Faiq aseguró que el fútbol le gustó desde siempre y que sigue jugándolo desde niño. En este sentido, agradeció a los padres su apoyo y recordó que lo entrenaban en la niñez de forma "muy dura psicológica y físicamente".

Según el periódico inglés Mirror, el millonario futbolista llegó a gastar 35 millones de dólares en un mes entre coches de lujo, relojes y oro blanco. Además posee tigres y leopardos como mascotas. Su familia tiene cerca de 600 Rolls-Royces y son propietarios del palacio más grande del mundo, valuado en 350 millones de dólares, con 1700 habitaciones y 257 baños.