Una familia de la ciudad australiana de Bendigo, que estaba pasando un mal momento económico, paseaba a su perro cerca de su vivienda en el estado de Victoria, cuando una de las hijas de la pareja, se tropezó con lo que en principio pensó que era una piedra.

Al levantarse del suelo, la chica se dio cuenta que la supuesta roca en realidad era un lingote de oro y se lo dijo a su papá, que en principio no le creyó, hasta que lo comprobó con sus propios ojos.

Después del paseo, lo llevaron a la barra al supermercado para pesarlo allí y resultó ser de 624 gramos. Al instante acudieron a un tasador que confirmó lo que se preveía: se trataba de un metal precioso y su valor superaba los 25.000 dólares.

Según palabras del padre, el hallazgo llegó muy a tiempo, ya que la familia tiene grandes deudas que lo abogian, por lo que planifican venderlo.

Explicó, además, que tiene la intención de emprender una búsqueda en el mismo lugar: "Normalmente, cuando encuentras un lingote tan grande, habrá más oro cerca, y espero que así sea en nuestro caso".

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos