Una mamá soltera fue celebrada como una madre modelo después de tomar medidas extraordinarias para obligar a su hijo a disculparse con la chica a la que le hacía bullying. Samm Jane, de Warwickshire, Reino Unido, compartió un video de TikTok en el que detalló el incidente, y el drástico castigo de la madre se volvió viral en cuestión de horas.

"Recibí una llamada de la escuela de mi hijo para informarme que había estado tirando lápices en clase", comenzó explicando la madre de cinco. "Luego, la mujer al teléfono dijo: 'No sabemos lo que se ha dicho, pero sabemos que Dave ha estado enviando mensajes de texto desagradables a una de las chicas de su clase'". Ante esto, la alarma se encendió en la cabeza de Samm.

 

 

 

 

 

"Pregunté quién era, pero no me lo pudieron decir por la protección de datos. Así que estuve sentado con esta información durante tres horas hasta que mi hijo llegó a casa de la escuela. Necesitaba saber lo que dijo. Nunca pensé que sería así, lo crié para que nunca le faltara el respeto a una chica. Soy una mujer, soy una madre soltera, él debería respetarme a mí y a todos los que lo rodean", continuó.

Cuando su hijo llegó a casa de la escuela, Samm, que trabaja como cuidadora a tiempo completo, le hizo desbloquear su teléfono y se horrorizó al descubrir los mensajes que le había enviado a la niña: decenas de insultos dirigidos a la pequeña, incluyendo una serie de blasfemias como también comentarios sobre su aspecto físico.

Los mensajes que consternaron a la madre iban de burlones a abusivos.

"Él le había enviado mensajes de texto a esta chica diciendo 'No quiero volver a ver tu cara fea en la escuela. Tu cara fea y tu cuerpo gordo me ofenden'. Ella le respondía el mensaje diciendo 'deja de ser horrible conmigo'. También había enviado notas de voz que decían 'Urgh, eres repugnante'", narró la madre de 32 años, cegada de rabia.

"Estaba temblando de ira. Estaba furiosa", reconoció la madre, que no logró extraer una razón clara detrás del bullying que su hijo estaba sometiendo a su compañera. "Le dije: 'Ella se mirará en el espejo ahora y se sentirá tan insegura'. No podía dejarlo ir", afirmó Samm, antes de detallar el castigo que ordenó.

El castigo que se volvió viral en TikTok

La madre indignada obligó a su hijo a comprar flores y chocolates (usando el dinero que iba a recibir por su cumpleaños) antes de llevarlo a la casa de la niña y exigirle que se disculpe con ella y sus padres. "Le hice decir lo que lamentaba. La mamá no lo sabía, la niña no se lo había dicho a su mamá. Repetí todo lo que le dijo Dave, y el papá de la niña dijo: 'No te voy a mentir, amigo, si fueras un hombre adulto y le hubieras dicho eso a mi hija, te habría pateado la cabeza'", recordó Samm.

Por suerte, tanto los padres como la niña aceptaron la disculpa del joven: "Le aseguré a mamá y papá que no volvería a hablarle así a nadie. La madre me agradeció y luego me envió un mensaje de texto diciendo que yo había sido muy valiente al ir por ahí. Le di mi dirección y le dije que viniera si había algún problema para que pudiéramos solucionarlo juntos", contó Samm.

La madre soltera de 32 años fue felicitada en TikTok por cientos de padres.

Además de confiscar los electrónicos de su hijo como parte del castigo, la joven madre lo sentó para explicarle por qué sus palabras fueron crueles y las devastadoras consecuencias que el acoso puede tener en las personas: "Estoy criando a un hombre. Mi hijo no tiene ese modelo a seguir masculino, así que tengo que enseñarle cómo ser un hombre y asegurarme de que sea respetuoso con las personas", dijo.

"Como madre soltera, he tratado de hacer lo mejor por él. Para él faltarle el respeto a una mujer, se siente como si me estuviera faltando el respeto a mí. Siempre le he hablado sobre la positividad corporal, sobre cómo las mujeres vienen en diferentes formas y tamaños. Por eso estaba tan enojada", reflexionó la madre, quien recordó su propia infancia al leer los mensajes abusivos de su hijo.

Por último, Samm decidió compartir la historia del castigo en TikTok, "para que otras personas pudieran verlo y pensar 'no quiero que mi hijo sea así'". "Tenemos que criar a la próxima generación", afirmó la madre en el video, que ya reunió más de un millón de visitas y cientos de elogios de padres alrededor del mundo.

Ver comentarios