Desde que la FIFA abrió el martes la segunda ventana tras el sorteo del Mundial, más de 1,3 millón de pedidos de entradas se han producido en apenas 48 horas. El sorteo cambió el ránking de los diez primeros países extranjeros en demandas de entradas, ya que ahora Argentina lidera esa lista, seguida por Perú, que no disputaba un Mundial desde 1982; México; Estados Unidos, que no se clasificó, y Colombia.

También entran en los primeros diez Brasil; Marruecos, rival de España en la primera fase; Egipto; China, otro país que no disputará el torneo, y Polonia. Hasta el 31 de enero del próximo año los fanáticos podrán adquirir entradas individuales para todos los encuentros, con la salvedad del partido inaugural del 14 de junio y de la final del 15 de julio.

También podrán solicitar entradas para una sede en concreto o entradas para seguir a un único equipo durante todo el torneo. Por su parte, Rusia sigue siendo el mayor demandante de entradas, como ocurriera en la primera fase, en la que recibió un 53% de las entradas puestas a la venta (389.000 de casi 750.000), en gran medida gracias a que los rusos pueden acceder a tickets más baratos.