El seleccionado masculino de hockey sobre patines conquistó la medalla de bronce del Mundial que se llevó a cabo en Nanjing, China, al derrotar 4-2 a Italia.

Pablo Alvarez puso en ventaja a la Argentina, mientras que Samuel Amado y Andrea Malagoli dieron vuelta el marcador en favor de los italianos. Sin embargo el equipo dirigido por Darío Giuliani sentenció el partido en el segundo tiempo con los dos goles de Matías Pascual y el de Reinaldo García.

A pesar de lo cómodo que puede resultar el 4-2, el equipo argentino recién liquidó el match en los últimos 2 minutos del tiempo reglamentario, con el segundo gol de Pascual y el de García.

Esta medalla representa para la Argentina la décima presea de bronce, a las cuales se le deben sumar 8 panamericanos, un juego olímpico y 5 títulos mundiales, el último de ellos conseguido en 2015. "Salimos a jugar contra Italia con mucha impotencia, incrédulos, con mucha tristeza. Porque no fue lo que vinimos a buscar, pero al menos tenemos este premio consuelo de llegar al podio”, señaló el arquero Valentín Grimalt en diálogo con radio La Voz de San Juan.

Por su parte Lucas Ordóñez indicó que "ante Italia era un partido difícil, porque teníamos que salir a jugar con esa amargura que nos quedó de ayer (por la derrota ante Portugal en semifinales). Veníamos de masticar bronca, de perder la ilusión, pero teníamos que representar a la Argentina”.

El título quedó en manos de España que derrotó a Portugal (equipo que en semifinales le ganó a la Argentina) en los penales por 2 a 1, luego de empatar 3-3 en el tiempo reglamentario.

Fuente: DyN