La violencia en el fútbol argentino no tiene fin y esta tarde escribió otra página negra. Esta vez le tocó al reconocido periodista Luis Ventura, miembro de la dupla de entrenadores de Victoriano Arenas, quien fue salvajemente atacado a golpes por parte de los futbolistas y el cuerpo técnico de Central Ballester, que hizo de local en cancha de Colegiales.

"Todo comenzó cuando fui a retirar a mi equipo de la cancha y se me abalanzaron los jugadores y gente del banco de suplentes de Ballester. Me pegaron desde atrás una trompada en la cabeza, me tiraron al piso y me dieron una patada en las costillas",  relató conmocionado a Crónica TV el periodista y entrenador, que aclaró que "no hubo hinchas" involucrados en la trifulca.

El actual presidente de APTRA sostuvo que su hijo Nahuel Ventura, fotógrafo de Crónica, recibió "un planchazo en la pierna" cuando se metió a separar al ver la agresión que sufría su padre.
 
El conductor también contó que "estuvo demorado hasta que la Comité Provincial de Seguridad Deportiva (Aprevide) y Prefectura desalojaron el barrio" y aclaró que "no va hacer la denuncia porque 'lo que pasa en la cancha, queda en la cancha'". 
 
A pesar del mal momento, Ventura se mostró conforme por el resultado favorable de equipo, que lo ubica como único puntero de la Primera D.