Miguel Angel Pierri, abogado de los jugadores de Boca, Edwin Cardona y Wilmar Barrios, afirmó que la calificación de la causa que se les abrió a los mismos, por las agresiones a las mujeres que los visitaron en un departamento de Puerto Madero, será modificada a " lesiones leves".

El cambio de carátula obedece, según el letrado, a las "declaraciones de las mujeres", además de lo que aportaron las "filmaciones y audios que se secuestraron en el edificio de Puerto Madero", en el que se produjeron los episodios que fueron originalmente denunciados por Katherine Alayo y Cinthia Giménez.

Según lo anunciado por Pierri, el material fílmico y los audios "son medidas de seguridad que se adoptaron desde la muerte del fiscal Alberto Nisman, en casi todos los edificios de Puerto Madero", destacó el abogado.

La decisión del cambio lo ordenó la magistrada Alejandra Provítola, a cargo del Juzgado de Instrucción número 6 y lo instrumentó la Fiscalía a cargo de Lucio Herrera. Todo fue comunicado al abogado, por medio de una cédula.

De esta manera quedará atrás la primera tipificación que establecía "privación ilegítima de la libertad, lesiones, violencia de género y abuso sexual" y se la modifica por una menor, como la de " lesiones leves".

Además, el letrado confirmó que "ninguna de las voces masculinas que se escuchan en los audios difundidos por los medios de comunicación, corresponden a (Edwin) Cardona, ni a (Wilmar) Barrios".

Según surgió en la denuncia original, los jugadores colombianos propinaron a las supuestas bailarinas, algunos golpes y las intimidaron con un cuchillo para que "hagan un show", en un departamento que es propiedad del volante central xeneize.