"Ese gol no se va a olvidar más", es la sentencia de Juan Carlos Cárdenas, a medio siglo de haberlo gestado y convertirlo por años en el gol más célebre que ha tenido el fútbol argentino.

Tal vez solo superado por esa obra artística que esculpió Diego Maradona en el estadio Azteca contra Inglaterra en el Mundial de México 86.

Difícilmente haya otro gol, amén del de Diego, que se haya pasado tanto y tanto. Hoy la digitalidad le da garantía de archivo seguro.

El estoico Racing que pasó por quiebras, al que por minutos se lo dio por desaparecido, convirtió su estadio en un depósito de papas y se fue al descenso, siempre logró emerger de sus cenizas, y así después de tanta pena ganó el título luego de 35 años.

Por esos tiempos de zozobras y de tardes decepcionantes durante más de tres décadas los hinchas fueron centro de cargadas y una de ellas en torno a la más excelsa obra racinguista: "pasan tanto ese gol que un día la pelota va a pegar en el palo".

Racinguistas, a quedarse tranquilo. A liberar las gargantas porque siempre será el gol más querido.

Fuente: DyN