La vuelta al Grupo Mundial pasa a ser el objetivo para el tenis argentino tras el doloroso desenlace en Astaná. Y, si bien a priori Argentina no debería tener mayores inconvenientes retornar a la elite, todo va a depender de cómo la Asociación Argentina de Tenis pueda lidiar con los jugadores y el grado de compromiso que van a aportar los mismos.

Por lo pronto, el próximo miércoles se realizará, en Londres, el sorteo de las llaves (la Zona Americana I consta de seis federaciones), donde nuestro tenis estará representado por Armando Cervone, presidente de la AAT.

Argentina sería el primer preclasificado, por lo que saltearía la primera ronda y jugaría, recién, en abril. De ganar sus series, tendrá el derecho a jugar el Repechaje contra un rival del Grupo Mundial.

Por ahora, los equipos confirmados en la Zona son Chile, Ecuador, Dominicana, Venezuela o Barbados (el que gane la final de la Zona Americana II), Colombia y, en suspenso, Brasil.

El último antecedente en la Zona Americana fue en 2001 cuando, capitaneado por Franco Davín y con Gastón Gaudio, Guillermo Cañas, Luis Lobo y Franco Squillari como jugadores, venció 5-0 a México, 5-0 a Canadá y consiguió la clasificación para el Grupo Mundial al superar 5-0 a Bielorrusia.