René Houseman, ídolo de Huracán, campeón del mundo con la Selección Argentina en 1978 y fallecido el pasado 22 de marzo, fue homenajeado antes y durante el partido que el Globo jugó ante Banfield en el estadio Tomas Adolfo Ducó.

El homenaje fue extendido ya que también se sumaron los jugadores de Banfield, el árbitro, asistentes y cuerpos técnicos.

En la previa, la voz del estadio, antes de nombrar a Ignacio Pussetto, el portador de la número 7, anunció: “Y con la camiseta del Loco...”, y se ganó la primera ovación.

"Olé, olé, olé... Loco, Loco”, y la clásica “Y chupe, chupe, no deje de chupar, el Loco es lo mas grande del fútbol nacional” fueron las canciones que eligieron los Quemeros para recordar al ídolo.

Los jugadores de Huracán salieron con una camiseta blanca, el 7 en la espalda y posaron con un cartel que rezaba “Hasta siempre René”, y antes del inicio del encuentro también se realizó el tradicional minuto de silencio.

Fuente: Télam