Vidal afirmó este miércoles que el sexto puesto en las Eliminatorias Sudamericanas, que dejó a Chile al margen del Mundial Rusia 2018, no significa “el final de nada” y aportó un voto de confianza al plantel.

"Es duro, pero no es el final de nada, ni de una generación, ni de este equipo, ni mucho menos el final de nuestro sueños”, escribió en un comunicado que publicó en su cuenta oficial de Twitter.

El “Rey Arturo”, ausente en la derrota ante Brasil por 3 a 0 por suspensión, manifestó su tristeza “como la mayoría de los chilenos” y asumió que cometieron errores con semejante desenlace.

"Este es un momento muy difícil y aquí se ven los fuertes. Chile es un equipo de Guerreros, me siento orgulloso de pertenecer a este grupo y no lo voy a abandonar. Vamos juntos hasta el final. Cada vez que me llamen estaré a disposición de mi Selección. Nuestra Selección”, aseguró Vidal.

"Toda derrota tiene revancha y esta va a tardar un poco, pero va a llegar, tarde o temprano va a llegar. Estoy seguro que TODOS JUNTOS vamos a volver más fuertes que nunca. No nos den muertos jamás, somos Guerreros Chilenos. Arriba Chile, no vemos en la próxima batalla”, concluyó el volante de Bayern Munich, de Alemania.
 

Medel apoyó a Pizzi. 

Aránguiz tuvo un duro cruce con la prensa.