Al ser el deporte más popular del planeta, en cualquier ámbito aparecen las charlas futboleras. Muchos consideran que no es necesario haber pisado una cancha o cursar la carrera de periodismo para opinar del mundo de la redonda, y por eso permanentemente se instalan “sentencias populares” que resultan curiosas.

En Argentina, país donde el primer juguete siempre es una pelota, se convive con una situación particular: los más talentosos, habitualmente, son los más cuestionados. Aún en 2017 siguen destrozando a Diego Maradona por elecciones de vida que tomó fuera de los límites de cal, se agrandan las divisiones entre Carlos Bilardo y César Menotti (los dos campeones del mundo) y se desprestigia la tarea de Lionel Messi, ídolo en Europa, que sufre cada vez que cruza el océano Atlántico para vestir la camiseta de nuestro país.

En ese contexto, quien llegó al sillón presidencial de la AFA para aportar orden y mesura fue Claudio Tapia, quien dialogó con Crónica, a las pocas horas de haber obtenido el pasaporte a Rusia, donde irán en búsqueda de un sueño. Por eso, Chiqui se refirió al actual plantel, no dudó en elogiar a cada uno de sus integrantes y también al cuerpo técnico, en el que confía plenamente para lograr la vuelta olímpica en la próxima gran cita.

-¿Recuperaste la tranquilidad?

-Pude haber quedado en la historia como el presidente que no logró la clasificación, pero estábamos convencidos. Desde el primer día dije que íbamos a clasificar y que iba a tener un final feliz. Terminamos mucho mejor en la tabla que cuando habíamos asumido, que estábamos en Repechaje y con Messi sancionado. Superamos una barrera que como grupo es importantísima. Afortunadamente logramos la clasificación, algo que no pudieron hacer grandes selecciones como Holanda y Chile, que quedaron afuera, o como Italia, que está en Repechaje.

-¿Cuál fue el peor momento?

-Fue después del partido con Perú, aunque la realidad indica que hubiésemos ganado si hubiéramos tenido más efectividad. Sólo faltaba meter el primer gol para recuperar la confianza, y si bien con Ecuador empezamos perdiendo a los 40 segundos, pudimos sobreponernos.

-Siempre apoyaste al cuerpo técnico y al equipo...

-Lógicamente. Estos chicos, en el peor momento, dieron la cara. Lo hicieron en la Copa América disputada en Chile y también en Estados Unidos. Vivieron la acefalía de la AFA, la intervención que hubo y nunca dejaron de venir. Eso tiene un valor muy interesante. ¿Cómo van a pensar que ellos no quieren ganar? Si fuimos la selección número 1, al haber llegado a tres finales es por ellos. Nosotros hicimos muchas cosas mal, pero ellos siempre vinieron y dieron lo mejor por esta camiseta. Los jugadores tienen que ser reconocidos.

-Algunos aún mantienen la postura de que Messi no siente la camiseta...

-Si no sintiera la camiseta, no habría venido. Por algo es el mejor del mundo, hay que disfrutarlo y apoyarlo. Generalmente nos equivocamos en eso: castigamos a los ídolos. No los hacemos sentir queridos. Tenemos que compartir este sueño que tenemos todos, y que es Rusia 2018.

-¿Creés que a partir de ahora se podrá observar un despegue?

-Muchos de los jugadores sienten que Rusia va a ser su Mundial. Además, tenemos al mejor cuerpo técnico del mundo. Está en cada detalle, tiene un ida y vuelta importantísimo con el grupo. Tenemos una oportunidad histórica y queremos aprovecharla.

-¿Ahora dormís más tranquilo?

-Nos sacamos una mochila importante de encima, por lo que representa Argentina en el mundo y por lo futboleros que somos. Ahora tenemos el Sudamericano Juvenil, el Mundial de Rusia y tenemos que empezar a idear el de 2030. Hay muchas cosas positivas. Estamos dando señales de reconstrucción.

-Las críticas si no clasifi caban iban a ser durísimas...

-Sí. Vino Infantino (presidente de la FIFA) y decían que habíamos arreglado todo (risas). Estas Eliminatorias fueron particulares, se dieron resultados muy llamativos. Además de jugar bien, hay que tener algo de suerte. Por suerte sorteamos un montón de circunstancias negativas y salimos fortalecidos. -¿Qué se le viene ahora a Argentina?

-Tenemos arreglado un amistoso con Rusia y falta confirmar el otro. El primero de diciembre será el sorteo y a partir de ahí empezaremos a idear todo. Sampaoli tendrá mayor tiempo de trabajo, porque tuvo dos pruebas amistosas y después cuatro partidos oficiales que fueron durísimos.