El entrenador de Newell’s Old Boys, Juan Manuel Llop argumentó que la victoria obtenida por su equipo sobre River Plate en el propio estadio Monumental por 3 a 1 se debió en gran medida a que el “equipo confió en sí mismo”.

"Ganamos bien porque confiamos en nosotros. Era algo que nos estaba faltando, porque por ejemplo contra Belgrano también creamos situaciones y no las concretamos como hoy”, indicó Llop.

"Es que para ganarle a un grande como River en su cancha hay que estar bien de la cabeza y realizar un buen trabajo colectivo”, amplió.

En cuanto al delantero portugués Luis Leal, muchas veces cuestionado por la parcialidad ñulista, resaltó que se le “dio el partido, porque hizo un golazo de cabeza y provocó la acción del penal para el segundo. Es todo mérito suyo”.

"Este triunfo va a abrirnos las puertas para que este grupo crezca y las cosas vayan mejorando”, concluyó el entrenador surgido en el club del que ahora es su director técnico.

Por su parte el volante Brian Sarmiento coincidió con su entrenador en que este triunfo “traerá aparejada la confianza que hace falta. Se ganó un gran partido y esto nos va entonando para el clásico” que se jugará dentro de 15 días, el sábado 9 de diciembre a las 17 en el Gigante de Arroyito, por la duodécima fecha de la Superliga, destacó el ex Banfield.

"Desde que llegué a Newell’s, lo que más me importa es jugar el clásico con Rosario Central. Después, cuando fui a hacer mi bailecito después del penal (por esa vía marcó el segundo tanto) justo coincidió que en ese costado estuviera calentando (Javier) Pinola, apuntó.

La respuesta de Pinola, ex Rosario Central, fue un gesto obsceno hacia Sarmiento, aunque esto pareció un mensaje elíptico para lo que se vendrá más que para el astuto mediocampista creativo rojinegro.

Por el lado opuesto, este domingo en River jugó por primera vez ante su ex equipo Ignacio Scocco, quien había marcado el gol a Huracán en el campeonato anterior en el 1 a 0 que fue la última victoria de Newell’s como visitante.

En tanto que desde el 25 de abril de 2014 que los rosarinos no daban vuelta un resultado. En aquella ocasión fue ante Tigre, que le ganaba 1 a 0 y el “leproso” lo venció 2 a 1 con un gol de Ever Banega.

Fuente: Télam