"Kazajistán fue mejor que Argentina, nos superó desde el viernes cuando comenzó la serie. Nos entrenamos bien, la preparación fue correcta y creo que lo perdimos en la cancha. Estoy triste por la derrota deportiva, pero tranquilo por lo que se hizo", analizó Orsanic, de 49 años, en diálogo con los medios periodísticos en Astana.

Argentina consumó su descenso de categoría con la derrota que sufrió Diego Schwartzman ante Mikhail Kukushkin por 6-4, 6-4 y 7-6 (7-2 en el tie break), que estiró el marcador en favor de Kazajistán, a un irremontable 3-1, aunque la chapa final dirá 3-2 porque Dmitry Popko no salió a jugar el quinto punto ante Guido Pella.

"No entiendo cómo Kukushkin es top 80 y no está dentro de los 30, jugando así. Acepto que perdimos, pero creo que hicimos las cosas bien, sólo que a veces el rival es superior", añadió Orsanic, quien acudió a la sala de prensa montada en el estadio National Tennis Centre junto a todo su cuerpo técnico, más los cuatro tenistas.

El capitán, quien asumió en el cargo en febrero de 2015 y lleva un récord de seis victorias y tres derrotas, con el dato no menor que se ganó el título el 27 de noviembre pasado, dejó abierta la incógnita sobre si seguirá o no en el cargo el año próximo, en el cual Argentina deberá jugar en la Zona Americana I, después de 16 años.

"Tuvimos el privilegio de ganar el año pasado y en este se hicieron las cosas bien, pero no se pudo lograr el objetivo. A fin de año analizaré si sigo, ahora no es el momento", puntualizó Orsanic, quien además es director de Desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis (AAT).