Tras vencer a Conor McGregor y pasar el récord de Rocky Marciano con 50 victorias y ninguna derrota, el estadounidense de 40 años declaró: "Tras 21 años en el boxeo he tenido grandes peleas. Al final de todo, seré recordado siempre como un ganador. No importa cómo ganes, siempre que lo hagas. Sé salir al ring y destruir a mi oponente apegándome a la estrategia".


Además, Money se refirió a la pelea y a su rival: "Yo salí con todo. Les dije que habría sangre, sudor y lágrimas. También conté que él era tremendo luchador, de alguna forma me sorprendió. Nuestro plan era tomarnos nuestro tiempo, dejarlo pegar y debilitarlo golpeándole el cuerpo y la cabeza. Nos tomó un poco más de lo esperado, pero hicimos lo que dijimos que íbamos a lograr".