“Vengo con molestias desde hace tiempo en el isquio-aductor. Entreno normal, pero en los últimos días sentí algo más de dolor y decidimos esperar por todo lo que viene. Todavía queda un largo camino y tenemos también cosas importantes en el club”, aseguró Lionel Messi.

En una entrevista que concedió a TyC Sports, confió en poder recuperarse de cara a. partido del próximo martes frente a España, en Madrid, y agregó además que "tengo muchas ganas de jugar. Ojalá pueda estar y llegar de la mejor manera".

El capitán de los dirigidos por Sampaoli es consciente que debe regular su físico, ya que enfrenta dos desafíos importantes en este 2018: el final de la temporada con el Barcelona y el máximo reto, el Mundial de Rusia.