El brasileño Neymar y el uruguayo Edinson Cavani mantuvieron una agria discusión en el vestuario el pasado domingo luego del cotejo que París Saint Germain le ganó a Lyon por el torneo francés y no llegaron a las manos debido a la intervención de los compañeros, reveló hoy la prensa de Francia.

Cavani tuvo una mala jornada ante Lyon y a los 79 minutos marró un tiro desde el punto penal en el Parque de los Príncipes y luego de finalizado el partido se dirigió a los vestuarios al acabar el partido sin ir a saludar a los aficionados con sus compañeros.

Ya en el camarín, Cavani le recriminó a Neymar por haber tratado de quitarle el balón antes de patear el penal y el ex Barcelona le respondió de manera agresiva, según el diario L’Equipe que tituló “Le Clash” que significa “el choque”. con una foto de los implicados.

Los brasileños Thiago Silva y Marquinhos tuvieron que interponerse entre los dos para poner fin a la discusión en un ambiente de gran tensión, Señaló EFE.

Tras ducharse, Cavani se marchó rápidamente del estadio, cuando suele ser de los últimos en hacerlo, mientras que Neymar hizo lo mismo minutos después con la gorra muy ajustada en la cabeza, de forma que era imposible ver su cara.

La tapa de "L'Equipe" no deja lugar a segundas lecturas.


Cavani no recibió balones el domingo pasado, sólo tocó la pelota 21 veces en todo el partido, y el periódico explica que el uruguayo parece molesto con el rol asumido por Neymar y los otros cuatro brasileños del equipo, que a su juicio buscan favorecer que su compatriota alcance el Balón de Oro.

Junto a esos temores a la posible formación de un “clan brasileño”, el diario deportivo apunta a otra
posible causa del enojo de Cavani: el uruguayo, autor de 49 goles la temporada pasada, tiene una prima de cerca de un 1.000.000 de euros si consigue ser el máximo goleador de la Ligue 1.

Cavani es respetado en el vestuario parisino por su interés en el fútbol y su poca devoción por los focos mediáticos, aunque también se destaca su carácter más bien solitario e introvertido.