Wilfredo Caballero, arquero seleccionado por Jorge Sampaoli durante la última gira de amistosos, reconoció hoy que no pretende pelear "por un lugar sino por jugar" en el arco de Argentina durante la próxima Copa del Mundo.

De esta forma, el hoy guardameta de Chelsea de Inglaterrra, explicó en el programa Agenda de la cadena Fox Sports que jugar "sería una de las cosas mas lindas que puede pasarle a un profesional".

Además, admitió ver "cuatro o cinco arqueros compitiendo día a día" entre los que metió el actual de River Plate Franco Armani por el que se "alegra", debido a que sigue el fútbol argentino y vio "todos los puntos que le dio" a su equipo tras destacadas labores.

A su vez, defendió a Sergio Romero desde "su experiencia", pese a que no tiene continuidad en Manchester United, y consideró que "cuando juega" en el combinado albiceleste "responde".

En lo que respecta al balance de sus encuentros ante Italia y España (donde ingresó justamente por una lesión de Romero), admitió haber "disfrutado" el primer juego, en el que la Selección terminó venciendo 2-0.

Sin embargo, "el otro partido fue mucho más difícil" (Argentina cayó goleada 6-1), por lo que "Messi habló en el vestuario para transmitir tranquilidad, que nos despejemos en nuestros clubes y que creamos que vamos a llegar bien a Rusia".

Para concluir, Caballero dejó abierta la puerta a un posible regreso al fútbol argentino, pese a tener la cabeza puesta en la final de la Copa de la Liga Inglesa, en la que justamente enfrentará a Manchester United de Chiquito Romero.