@melinardguez

Silvia Casas, y su marido Oscar, fueron la primera pareja en Argentina en adoptar a un nene con  Virus de la Inmunodeficiencia Humana ( VIH) en 1990. El bebé llegó al hogar con 27 días y falleció a los 8 años. Luego de que muriera, la mujer decidió fundar Casa M.A.N.U., una asociación que ayuda a diario a menores con VIH. Pese a que se enfrentó con adversidades, pudo vencerlas y este domingo la organización realiza la novena correcaminata consecutiva con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida en  Esteban Echeverría.

La mujer, que participaba de la organización católica Hogares de Belén, ofreció su vivienda en 1990 para contener a menores de hasta 16 años cuyos padres no estaban en condiciones para cuidarlos. Uno de los pequeños que recibió fue Emanuel, un bebé con VIH quien llegó a su vida con tan solo 27 días de vida. 

Manu llegó a la casa de Silvia con 27 días de vida.

"El servicio de movimiento cristiano consistía en albergar a chicos por tiempos cortos: así llegó Manu. Él no era como el resto de los chicos, su realidad era distinta. Le detectaron VIH en un tiempo donde al virus se lo llamaba SIDA, eran épocas en las que todo era muy estigmatizante. Decidimos adoptarlo y le dimos cuidados y amor durante ocho años. En ese momento, la medicina no era como la de ahora", contó Silvia a Crónica.

Tres años después del fallecimiento, Silvia decidió fundar la Casa M.A.N.U., que significa "Mucho Amor Nos Une", una asociación que se dedica a ayudar a menores con VIH. Pese a que se enfrentó con múltiples adversidades para hacer realidad sus sueños, gracias a su esfuerzo y a la solidaridad de vecinos, logró crear el hogar. Incluso, desde 2012, realiza correcaminatas que se convirtieron en uno de los eventos más grandes llevados a cabo en Esteban Echeverría. La próxima se hará el domingo 1° de diciembre, el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, en el Campo Amat situado en la calle Manuel Belgrano 700, Monte Grande.

"Desde hace 9 años consecutivos instalamos la correcaminata solidaria Casa Manu, una jornada deportiva al aire libre en la que podemos brindarle a la comunidad un mensaje de esperanza, prevención e inclusión. Queremos transmitir que la discriminación no conduce a nada y que el prejuicio es un daño enorme para el que lo siente y para el que lo recibe. Estuvimos muchos años cuidándonos de las personas que tenían VIH cuando en realidad nos teníamos que haber cuidado del virus", expresó.

Detalló: "Como todos los años, lo realizaremos en el Campo Amat, un lugar muy lindo lleno de arboleda, situado a pocas cuadras del centro de Monte Grande. Es el evento más importante del año en Esteban Echeverría. Se encontrarán allí carpas con información, payamédicos, lugares para realizar testeos y se espera la participación de más de 1500 personas. Es un evento muy conmemorativo". 

Al concluir, añadió: "Todos los que participan y se inscriben estarían colaborando directamente ya que utilizamos el dinero para cubrir gastos de la organización. Los 365 días del año nos encargamos de limpiar, cocinar, sostener el hogar, recolectar donaciones, cuidar a los chicos, entre otras cosas. Por nuestra casa pasaron 134 menores, a diario alojamos a 20 nenes y 16 de ellos utilizan pañales. Los bebés necesitan leche maternizada y, en algunos casos, requieren una alimentación calórica. Las donaciones son fundamentales. Sin embargo, si la correcaminata no nos ayudaría económicamente, la haríamos igual por la importancia del mensaje que trata de transmitir". 

Se realizará la noveda edición de la correcaminata.
Payamédicos asisten al evento.

La llegada de Manu y la fundación del hogar 

"Se presumía que había un recién nacido que podía tener VIH, lo que después se confirmó. Él nació en la maternidad Sardá, fue derivado a los Tribunales de Lomas de Zamora y luego se avisó a las familias anotadas en el Hogar de Belén. Todas se paralizaron al enterarse de la condición de Manu, en esa época se decía que el VIH era cosa de homosexuales. Había mucha discriminación y estigmatización", detalló Silvia. 

La mujer lo recibió en la puerta de su casa en 1990, cuando Manu tenía tan solo 27 días de vida. Según describió, el pequeño estaba tapado con una mantita blanca. La idea en un principio fue darle un hogar transitorio al menor. Sin embargo, Silvia se terminó convirtiendo en la única madre que el nene llegó a conocer. 

"Emanuel llegó a la familia y le dimos todo nuestro amor y cuidado. A los 7 años, contrajo un hongo en el cereblo producto de su desgaste inmunológico. Tras cumplir 8, falleció", relató. Luego de tres años de la muerte, Silvia puso en pie un proyecto que tenía como fin fundar una asociación para ayudar a menores en la misma situación que Manu. 

Silvia acompañando a Manu.

"En ese momento era imposible armar un hogar para chicos con VIH. Fue más que dificil conseguir ayuda y donaciones. Conseguimos un departamento en Monte Grande gracias a una familia solidaria e iniciamos el proyecto. Con mucho esfuerzo, logramos comprar una casa vieja, la reciclamos, la armamos y la convertimos en nuestro propio hogar. Casa M.A.N.U. es un lugar amplio, con parques, juegos, tenemos aire acondicionado, ambientes cómodos. Ésto fue posible en gran parte gracias a la ayuda que recibimos de personas de todo el mundo", expresó Silvia. 

Pese a que superó enormes adversidades, todavía se enfrenta a diario a lidiar con los grandes costos que implica llevar adelante una organización. "La crisis económica de Argentina afecta a todas las ONGs que tenemos que hacernos cargo de pagar las inmensas facturas de luz, gas, impuestos, ropa, alimentos, tratamientos", mencionó.

Además, se refirió a la situación judicial de los menores y expresó: "Son muy pocos los casos en los que los chicos pueden volver a insertarse con algún familiar. Suelen ir a las listas para postulantes a adoptar y, lamentablemente, ahí advertimos grandes demoras. Muchas veces ingresan recién nacidos que terminan yéndose con casi tres años. La Justicia debe actuar más rápido". 

Sin embargo, las dificultades nunca fueron impedimento para iniciar y continuar con el sueño. "Hay que seguir trabajando por la información y la inclusión. Nuestro próximo paso es inaugurar un establecimiento de 'estimulación' para los chicos. La obra está parada por falta de ingresos económicos pero no vamos a bajar los brazos. La pérdida de Manu me motiva a seguir con ésta misión. También los 134 chicos que pasaron por acá", expresó. 

Silvia sigue con su misión.
Manu falleció a sus 8 años.
Pasaron 134 menores por la fundación.

Ver más productos

Especial Luis Alberto Spinetta

Especial Luis Alberto Spinetta

Un atlas para fanáticos

Un atlas para fanáticos

Cómo hacer guita: Ramiro Marra te explica todo

Cómo hacer guita: Ramiro Marra te explica todo

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ver más productos