El día más caluroso del año dejó paso, después de la lluvia de la noche del martes, a un miércoles más "pasable" en cuanto a la temperatura. Pero la bronca de muchos porteños y habitantes del conurbano continuó enfocándose en la falta de energía eléctrica. Decenas de miles de hogares siguieron ayer sin luz y llevaron sus quejas a distintas calles de la ciudad donde hubo cortes con quema de neumáticos.

Al drama de vivir una ola de calor sin energía eléctrica, se sumó la bronca por el aumento del 32% en las tarifas de ese servicio que regirá a partir de mañana. Y no será el único del año. Luego de un martes agobiante con una sensación térmica que superó los 45 grados, la temperatura comenzó a bajar por la noche luego de la lluvia y convirtió la jornada de ayer en un día más soportable.

Con un promedio cercano a los 35 grados de térmica, 32 de temperatura y 60 por ciento de humedad, el área metropolitana ya no fue del todo un infierno. Al menos para quienes no habían sido víctimas de los cortes de luz en el día más caluroso del año. La mañana del miércoles arrancó con 73.000 usuarios sin luz, muchos de los cuales padecían el corte del suministro desde el lunes o el martes pasado. Por la tarde el número había bajado a 41.000 hogares, según informó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).

Unas 50 familias de electrodependientes fueron afectadas por los cortes de suministro. Un joven con discapacidad que no puede comer ni respirar por sus propios medios y permanece conectado a cuatro dispositivos estuvo 19 horas sin luz, en su casa de Lomas de Zamora. "Mi hijo no come desde hace 17 horas porque la máquina de infusión enteral por la que se alimenta funciona a electricidad, igual que el respirador artificial, el aspirador de secreciones y el colchón antiescaras", explicó Edith González, madre del joven.

"En mi edificio hay una señora que tiene un hijo con problemas motrices y una hija con problemas cardíacos. Los vecinos nos juntamos espontáneamente y cortamos la esquina de Carlos Calvo y Piedras. Muchos comerciantes alquilaron generadores y otros perdieron mercadería" contó Marcelo Vior a Crónica, quien sufrió un corte desde las 7 de la mañana del lunes hasta este miércoles a las 16:30.

Muchos edificios sin agua, personas mayores que no podían siquiera bajar a la calle por la falta de ascensor, el negocio de los grupos electrógenos que se multiplica en cada jornada de corte, todos problemas que forman la postal repetida del verano porteño. Los usuarios sin servicio eran principalmente de los barrios porteños de Almagro, Villa Crespo, Balvanera, Monserrat, San Telmo, Palermo y Recoleta, así como en los partidos bonaerenses de Lomas de Zamora, Cañuelas, Almirante Brown y Avellaneda, y en Tigre, Maschwitz, Hurlingham, Moreno, San Fernando, Bella Vista y San Miguel.

A raíz de los cortes de energía eléctrica en distintos puntos de la ciudad se registraron cortes de calles, cacerolazos y protestas. avenida Independencia y Perú, Avenida Independencia y Boedo, Carlos Calvo y Piedras, avenida San Juan y Urquiza, fueron algunos de los puntos.

Ver más productos

Ambrosio fue quien introdujo en Occidente el canto alternado de los salmos.

La Iglesia recuerda hoy a San Ambrosio de Milán

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos