Pablo Biró -secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas- visitó los estudios de “Crónica” y confirmó que el paro “no es la primera medida de fuerza a tomar”. En esa línea, recomendó “no hacer un paro en Semana Santa -que se inicia el jueves 29 de marzo- argumentando que así “se desvirtúa el motivo del conflicto”, culpando, en parte, a los medios de comunicación.

Cabe destacar que Aerolíneas Argentinas anunció la cancelación de 35 vuelos previstos para ayer y la reprogramación de otros 49 por falta de aeronaves en condiciones de volar. La razón es que varios aviones de la flota están en tierra con distintos tipos de averías causadas por el granizo que cayó en la tarde del miércoles 14 de marzo.

Asimismo, Biró ejemplificó que “el granizó destruyó 15 aviones, de las cuales unos 8 todavía no fueron reparados”, por lo tanto, según sus palabras, “el conflicto está latente”.

La idea de realizar medidas de fuerza durante Semana Santa se debía a que en esos días “existe una mayor demanda a los principales destinos turísticos, demanda que según la propia empresa ya está cubierta en un 90 por ciento”, dijo la fuente.

“Nosotros nos juntaremos y realizaremos una asamblea. Si los seis gremios aeronáuticos piden ir al paro, la medida contará con el 100% de acatamiento”, aclaró.

La amenaza de medidas de fuerza tenía como objetivo alertar que los gremios aeronáuticos están “en contra de la política aerocomercial de la empresa Aerolíneas”, recordaron. Los pilotos viene reclamando por el cierre de rutas a favor de empresas transnacionales.