Personal de la Policía Federal allanó este viernes, durante cuatro horas, las instalaciones de la Base Naval de Mar del Plata, por orden de la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez, en el marco de la causa por la desaparición del submarino ARA San Juan en el Atlántico sur, el 15 de noviembre pasado, con 44 tripulantes a bordo.

Los allanamientos se extendieron a dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano y en el área de Dirección de Materiales de la Armada, en el Edificio Libertad, en la ciudad de Buenos Aires, informaron fuentes judiciales.

En todos los casos, la Justicia fue en busca de documentación referente a reparaciones, compra de insumos y material de alistamiento del ARA San Juan, como también licitaciones y contrataciones para tareas de alistamiento, desde febrero de 2007 a octubre 2017.

Los familiares, que venían reclamando desde hace rato que la Justicia investigara lo sucedido y comenzara por buscar en la base de la Armada con asiento en Mar del Plata, expresaron este viernes su beneplácito por la acción de la Justicia, aunque dijeron  que es un poco tarde, ya que, si había algo, ya lo destruyeron con anterioridad. 

Yolanda Mendiola, la madre del submarinista cabo primero Leandro Fabián Cisneros (28), expresó este mediodía que "algunos familiares estaban justo en ese momento, cuando llego la federal, y les dijeron que no se podían acercar a los lugares que se allanaban".

Luisa, madre del suboficial segundo Ricardo Gabriel Alfaro Rodríguez -uno de los tres sanjuaninos que conforman la tripulación del submarino ARA San Juan- asentía con la cabeza al escuchar a Yolanda.  

Luisa agregó: "Esto se tendría que haber hecho hace mucho tiempo. Ahora se están moviendo, un poco tarde, pero se están moviendo; pensar que esto lo venimos reclamando hace rato. Se que algunos familiares quisieron ir al lugar donde estaban allanando y les dijeron que no podían ingresar que volvieran al lugar de donde venían".

El juzgado federal de Yáñez lleva adelante la causa por "investigación de ilícito" en torno a la desaparición del submarino, que tiene a varios familiares representados por Luis Tagliapietra, papá de Alejandro, uno de los tripulantes, como querellantes.

Esa investigación procura establecer, entre otros puntos, cómo actuó la Armada frente al informe de una avería informada desde el submarino antes de perder definitivamente el contacto, así como aspectos vinculados con su reparación de media vida, iniciada en 2007 y finalizada luego de siete años. 

Los buques de la Armada intervienen en los rastrillajes con las corbetas ARA Spiro y ARA Robinson; el aviso Islas Malvinas y la embarcación de transporte ARA San Blas, según detalló un comunicado de esa fuerza armada.

En su derrotero hacia el puerto de la Ciudad de Buenos Aires, el buque de la Federación Rusa efectuará un barrido con su sonda multihaz para detectar indicios de la nave siniestrada.

El domingo, de acuerdo a lo informado por la Armada, familiares de los tripulantes del submarino estarán a bordo de la corbeta Robinson, que hará un rastrillaje en el norte del Golfo Nuevo.

 

Piden recompensa para quienes encuentren el ARA San Juan

Familiares de los 44 tripulantes se reunieron con el Ministro de Defensa Oscar Aguad, y le pidieron una compensación económica para aquellos que den con la ubicación del submarino perdido, ya que quieren terminar "con una pesadilla que parece no tener fin". Desde el Gobierno, confirmaron que analizaron y aceptaron la propuesta y que desde el lunes habrá novedades al respecto.