El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, estimó que "no aumentará" el precio de los combustibles y explicó que "el acuerdo que tenían las empresas productoras de crudo con las refinadoras está suspendido para el mes de octubre, debido a que se cumplió una condición, por lo tanto se recuperó la libertad de mercado".

La condición a la que hizo referencia Aranguren consta en el punto 10 del acuerdo suscripto en enero pasado, según el cual el pacto entre el gobierno y las petroleras quedaría suspendido si durante 10 días el precio del crudo Brent superaba en US$ 1 el valor de US$ 59,4 por barril fijado para el tipo Medanito (extraído en la cuenca Neuquina) y US$ 48 para el Escalante (de la cuenca del golfo San Jorge).

Aranguren aseveró que “si continúan los precios internacionales en este rango hasta fin de año, definitivamente el nivel de precios en el mercado lo establecerán las empresas libremente, tanto las que venden crudo como las que venden combustible”.

El ministro se manifestó confiado en la “sensatez de todos los actores económicos”, después "de muchos años en que estuvieron de alguna manera maniatados por una administración que controlaba, a veces no por resoluciones, sino por teléfono directamente”.

Por otra parte, consultado respecto de los próximos incrementos de tarifas, Aranguren sostuvo que “es algo que tenemos que ver en función de las variables para el año que viene: cuál va a ser el tipo de cambio, cuánto va a ser el costo".

"Eso no depende solamente de nosotros, porque los insumos que tenemos para producir gas y electricidad son importados y a su tiempo vamos a poder evaluar cuál es el impacto en las tarifas”, explicó.

Para el ministro, “lo importante de destacar es que la primera parte de ese proceso, que le provocó angustia a mucha parte de la población, la hemos aplicado con gradualismo y protegiendo a los más vulnerables a partir de la tarifa social federal”.

"La primera parte ya la tenemos cumplida" insistió el ministro de Energía y Minería "y lo que viene es mucho más moderado; y es de destacar que mientras esto está ocurriendo se están haciendo importantes inversiones en el país para mejorar la eficiencia del sector energético, lo que significa que el costo baja y si el costo baja el impacto en las tarifas va ser menor”.

Respecto de un eventual aumento del 50% en las tarifas para el año próximo, Aranguren respondió: “Prefiero no hacer ningún tipo de apreciación, porque así como los jueces hablan por sus sentencias, los ministros tenemos que hablar por las resoluciones".

"En este caso particular dejo que hablen de lo que tengan que hablar, oportunamente vamos a hablar del tema", concluyó.

Fuente: Télam