La organización “Cannabis Medicinal La Pampa” celebró este viernes la decisión del Ministerio de Salud pamepano de sumar al aceite de cannabis al vademécum provincial 2018, como medicamento autorizado en los centros asistenciales para tratar la epilepsia refractaria. 

"Es un gran avance a la lucha que sostenemos las diversas organizaciones y los padres de los usuarios de cannabis medicinal, pero esperamos que se siga evolucionando”, dijo Paola Ruggero, de la organización pampeana.

Agregó que “la decisión de Salud Pública adhiere a lo que está reglamentado en el ámbito nacional para epilepsia refractaria” y advirtió que “es restrictivo pero es algo, porque otras patologías también necesitan cannabis”.

Ruggero afirmó al canal CPEtv que “es importante también que las personas que deciden sobre la población, como médicos y funcionarios, se capaciten en estas cuestiones”

La resolución ministerial refiere al aceite de cannabis autorizado por Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), según el protocolo establecido bajo indicación terapéutica justificada del equipo profesional, en el tratamiento específico de la epilepsia refractaria.

Durante la presentación realizada días atrás, el ministro de Salud, Mario Kohan, dijo que no existen evidencias científicas que avalen el uso en diferentes patologías y que “en general la indicación es precisa en la epilepsia refractaria, sin abandonar el tratamiento de base”.

"El paciente titular que requiera de la medicación de cannabis medicinal será el único habilitado para la compra del producto. Se deberá presentar ante la Anmat, bajo indicación médica, y realizar el pedido”, añadió. 

En esa línea, el ministro dijo: “El valor internacional que se conoce del frasco de aceite de cannabis es de 330 dólares, y se importa desde Estados Unidos”.

Fuente: Télam