Durante el verano las plantas de los jardines brillan en todo su esplendor. Las hojas adquieren un tono verde intenso, las flores se multiplican y todo se llena de vida y color. Sin embargo, esta época del año también le abre la puerta a algunos invitados no deseados: las temidas plagas.

Estos organismos vivos son capaces de arrasar en pocos días con todo el trabajo y tiempo invertido en el jardín a lo largo del año. Y a pesar de que en la actualidad las plagas son mejor controladas que hace décadas atrás, continúan siendo el mayor riesgo para cualquier espacio verde.

En cada región predominan especies diferentes de insectos, de acuerdo a su clima y características ambientales, pero hay algunos más comunes que se repiten en todo el mundo. Estos son la hormiga, las moscas blancas, el pulgón, los ácaros, las orugas, los caracoles y las chinches de calabaza. A los últimos tres se les debe prestar especial atención porque además pueden invadir el interior de los hogares.

Observación

Es imposible tener plantas y evitar eternamente a las plagas, alguna vez van a aparecer, son parte del tratamiento y cuidado que un jardín requiere. Por eso, hay que estar listos para cuando eso suceda, y como se mencionó anteriormente, esto suele ocurrir en la temporada de verano.

La humedad, las altas temperaturas, el exceso o falta de riego, una baja exposición al aire o la luz solar y la calidad del fertilizante son algunas de las condiciones que pueden promover la aparición y rápida expansión de una plaga.

La eliminación inmediata es vital para salvar a la especie afectada y a todas sus vecinas. Mientras más se demore el trabajo de rehabilitación, más alto es el riesgo de perder a la planta o el jardín en su totalidad.

El truco para evitar que el problema se salga de control es prevenir y observar. Una invasión de insectos es señal de que algo no está bien, un chequeo diario es suficiente para detectar cualquier anormalidad en las plantas y/o corregir una mala práctica en el cuidado de las mismas. Una vez al día se debe observar las hojas, las ramas, la superficie de la tierra y el alrededor de la maceta (si es que posee) para dar con cualquier tipo de anomalía o indicativo de una plaga.

Control

Identificarlas no es una tarea complicada, en general, todo invasor es observable a simple vista o dejan rastros de su presencia. Muchos insectos son nocturnos, es decir que atacan de noche y se esconden durante el día. De acuerdo a sus preferencias se dividen en tres grupos: los comedores de hojas (babosas, abejas cortadoras, hormigas y caracoles), los chupadores de savia (el pulgón) y los que habitan en las raíces (grillos).

Ninguna de estas invasiones se resuelve sola, en todos los casos es necesario intervenir. La forma más efectiva es aplicar un insecticida, pero los que se consiguen en tiendas suelen ser productos químicos que también se utilizan en plantaciones a gran escala.

Según la Organización Mundial de la Salud, los plaguicidas son potencialmente tóxicos para los seres humanos. Pueden tener efectos perjudiciales para la salud, por ejemplo, provocar cáncer o consecuencias para los sistemas reproductivo, inmunitario o nervioso.

Una alternativa más saludable para deshacerse de las invasiones de insectos consiste en recurrir a remedios caseros. Estas opciones naturales se pueden fabricar fácilmente en casa y cumplen con su cometido de una manera sustentable y amigable con el medio ambiente.

Los expertos en huertas y plantaciones aseguran que el ajo funciona como un potente repelente de insectos, por lo que una preparación a base de este ingrediente puede ser una solución práctica al problema.

La receta es simple: dejar varias cabezas de ajo en remojo (dos vasos de agua) durante una noche y al día siguiente, procesarlo. Luego hervir durante 15 minutos y dejar enfriar. Pulverizar directamente en las hojas de las plantas afectadas.

Otro repelente natural -muy efectivo para deshacerse de orugas y caracoles- es la cáscara de huevo. Estos residuos son excelentes para un jardín o una huerta, ya que cumplen una doble función: sirven como fertilizante y a la vez como repelente. Se puede triturar y esparcir el polvo en la base de las plantas para formar una barrera y que los caracoles y orugas no puedan ingresar.

Asimismo, la cebolla es ideal para combatir a la mosca blanca, el pulgón y la araña roja. Mezclá tres cebollas con agua en una licuadora o procesadora y colocá la mezcla en un frasco con agua, dejalo reposar toda la noche y al día siguiente estará listo para aplicar sobre el jardín.

Una infusión hecha a base de pimienta también mantendrá a los insectos alejados. Para prepararla, se debe licuar un puñado de pimienta con dos tazas de agua. Dejar en reposo 12 horas, filtrar y rociar sobre las plantas.

Existen cientos de preparaciones naturales que, al igual que las anteriores, ayudan a mantener el jardín libre de insectos, aún en temporada alta.

Prevención

Los cuidados preventivos son los que reducen al mínimo las posibilidades de sufrir plagas. En este aspecto, la limpieza de las plantas es fundamental. Puede realizarse con un plumero, rociarlas con agua y/o higienizarlas con la ayuda de un algodón húmedo (cuando se trate de plantas pequeñas o medianas). Este trabajo las mantiene saludables y libres de insectos por más tiempo.

Una revisación minuciosa del dorso de las hojas es necesaria para detectar huevos o brotes que hayan resistido el tratamiento o los meses de invierno. Las malas hierbas del jardín son un foco de transmisión para plagas y enfermedades, por eso, deben ser removidas cuanto antes. Mientras que una administración adecuada del riego puede evitar la aparición de muchas enfermedades de las plantas.

Es recomendable hacerse de aliados naturales en la lucha contra las plagas. La ruda, la lavanda, el ajendo, la menta, la hierbabuena y los crisantemos ayudan a prevenir la invasión de insectos.

Por otro lado, no todos los bichos son peligrosos para las plantas, algunos de ellos se encargan de mantener los jardines libres de otros ejemplares que sí causan daño. Las lagartijas, arañas, vaquitas de san antonio, las avispas parásitas o los ciempiés son buenos aliados en la batalla contra las plagas. Los insectos “buenos” ayudan a destruir a las criaturas devoradoras de plantas como el pulgón, las moscas blancas, las hormigas y las chinches.

Enemigos de los jardines

  • La hormiga

El problema de estos minúsculos enemigos no es sólo que se coman los brotes tiernos, las hojas y demás, sino que ayudan y protegen a otras plagas.

Las hormigas solas no causan mucho daño a las plantas, pero si se observa una gran cantidad de ellas, es probable que estén atrayendo a los pulgones, moscas blancas y otros insectos chupadores de savia. Para deshacerse de ellas se debe aplicar cebos de ácido bórico azucarado que envenenarán lentamente a toda la colonia de hormigas.

  • El pulgón

Este insecto de color gris, verde, marrón oscuro o negro se alimenta de la savia de las plantas hasta asfixiarlas lentamente. Existen diferentes remedios para erradicarlo, uno es gracias al trabajo de aliados como las vaquitas de san antonio, el segundo consiste en aplicar una infusión de ajo o cebolla por toda la planta durante siete días días seguidos. El último conlleva un detallado trabajo manual: revisar cada hoja, hallar los pulgones y matar uno por uno.

  • Moscas blancas

Estas no son verdaderas moscas sino pequeños chupadores de savia con alas que, como los pulgones, excretan mielada que las hace atractivas para las hormigas. Se cuelgan del dorso de las hojas y pueden causar grandes invasiones.

El aceite de neem es un pesticida natural de origen vegetal que funciona bastante bien contra ellas. Otro remedio es poner cerca de las plantas afectadas una maceta con flores de caléndula, cultivar albahaca o incluso fumigar con agua de hojas esta planta.

Ver más productos

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Ver más productos