Un pequeño de 6 años se ha convertido en la causa solidaria puesta en marcha por un grupo de padres del jardín de infantes al cual concurre, como asimismo de vecinos de la zona sur del conurbano bonaerense. El niño reside en condiciones por demás apremiantes para su estado de salud, en una humilde vivienda, junto a su madre y ocho hermanos.

Por si fuera poco, en los últimos días su silla de ruedas se deterioró y no puede movilizarse, ni siquiera para asistir a clases. Por lo tanto, se desencadenó una cruzada benéfica para satisfacer las necesidades del menor. Tiziano motorizó una iniciativa voluntaria y admirable que, a través de las redes sociales, se enfoca en atender las urgencias del niño, de 6 años.

Nació con parálisis cerebral y a su vez padece cuadriplejia espástica mental, razón por la cual debe desplazarse en silla de ruedas. Últimamente lo hacía con un cochecito para bebé, que se averió hace un mes. Por lo tanto, el menor no retornó a las clases del jardín de infantes al que habitualmente asistía.

Un imprevisto más en la vida del pequeño que acentuó la vocación de Ariel y su esposa, a quienes se sumaron más esfuerzos espontáneos. En principio la cruzada solidaria impulsada por el matrimonio se abocó a la búsqueda de un karting que le permitiría a Tiziano potenciar la capacidad motriz de sus pies.

Sin embargo, son muchas las carencias de la criatura y de su familia, compuesta por su madre y sus ocho hermanos, quienes residen en una humilde morada en la localidad bonaerense de Florencio Varela, y no cuentan con los recursos suficientes para subsistir. En este sentido, Ariel señaló a Crónica que "vive en la indigencia, en una casilla que se cae a pedazos. Algunos de sus hermanitos también son discapacitados".

Justamente, ante semejante estado de situación, el hombre detalló que "además de la silla de ruedas, no tiene habitación para él, acorde a sus necesidades sanitarias, ni tampoco dispone de medicación, pañales y la rampa la tuvo que hacer la madre con pallets". Las penurias que azotan al menor y a sus seres queridos desencadenaron diferentes muestras de ayuda, mediante las cuales "se comprometieron a donarle la silla de ruedas", anunció Ariel.

No obstante, las necesidades abundan y en consecuencia "la gente se está acordando de esta familia que requiere más que nada una solución de vida". Por su parte, el papá de un compañero de jardín de Tiziano argumentó su proyecto solidario en que "nos movilizó que el nene podría caminar si se atienden sus urgencias, como asimismo no entendemos por qué debe pasar por esta situación. A mí como padre me tocó el corazón".

Por lo tanto, Ariel deja a disposición su número de teléfono: 15-2436-8846, al que debe comunicarse todo aquel que desee sumarse a la causa del niño.