Frente a la necesidad de continuar con la campaña de vacunación a lo largo del país, Argentina sigue con el desarrollo de cuatro proyectos de vacunas nacionales, según confirmó el propio ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza.

"Todas las actividades que componen a la vacunas se pueden hacer en el país", destacó el funcionario, quien ratificó que actualmente estos "cuatro grupos de investigación" de vacunas contra el Covid-19 están "en etapa preclínica, es decir, probadas en animales de laboratorio".

En ese sentido, Salvarezza destacó que el proyecto que se encuentra más avanzado es el que lleva adelante la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

Esta investigación es dirigida por Juliana Cassataro, doctora en Ciencias Biológicas e investigadora del Conicet, y consiste en una vacuna de proteína recombinante, como la de Novavax, que requerirá de dos dosis.

"En ratones, en su fase preclínica, produjo una gran cantidad de anticuerpos y buena respuesta en linfocitos T. Se va a empezar a evaluar en pequeños grupos de personas para probar que es segura y que produce una buena respuesta inmune", señaló en diálogo con TN Salvareza.

Por su parte, otra de las vacunas en gestación está a cargo del Instituto Leloir con el Conicet, y utiliza el adenovirus como portador, sobre la cual el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación detalló que "se asemeja más a Sputnik V y a la de AstraZeneca-Oxford" y es de "segunda generación", lo que sigginifica que es "de una sola dosis".

Hay un tercer proyecto que es encabezado por el INTA Bariloche con Laboratorios Bagó, que desarrollan una vacuna "de ARN mensajero, como la de Pfizer y Moderna, a partir de nanopartículas de lípidos donde se puede encerrar el material genético", precisó Salvarezza.

Por último, hay una vacuna más que será desarrollada por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), que según informó el funcionario nacional consiste en "una vacuna de proteína recombinante, como la de Novavax".

En torno a la fabricación de vacunas en el país, el ministro también valoró que "durante este año hemos podido avanzar en todos esos frentes", refiriéndose a "la fabricación de más de 50 millones de dosis en el laboratorio mAbxience" para la vacuna de AstraZeneca y "el filtrado y envasado del antígeno que envía el Instituto Gamaleya", en el laboratorio Richmond, para la Sputnik V.

"En marzo (del año pasado), cuando se produjo el primer caso de coronavirus en el país, actuamos muy rápidamente, convocamos a la comunidad científica a trabajar en aquellos temas en los que sabíamos que podíamos crear herramientas", enfatizó a Radio Nacional Bariloche.

Al respecto, Salvarezza rermarcó que "durante este año aparecieron logros muy interesantes que hacen que Argentina tenga más soberanía en lo que refiere a diagnósticos, terapias alternativas para combatir el virus, aplicaciones informáticas y elementos de protección textiles antivirales", mientras que hizo hincapié en que en este período de pandemia "todo el sistema científico y tecnológico argentino ha sido puesto a prueba y ha demostrado que puede hacerlo".