Lucía Ayelén Haach, de 13 años, salió el jueves pasado de su casa en el barrio La Loma, en la localidad bonaerense de Luján, para concurrir a una clase de inglés, aunque nunca llegó a destino.

Testigos afirman haberla visto en proximidades de la universidad nacional del distrito y luego en la terminal de ómnibus, acompañada por un joven.

Se asegura que es la tercera vez que la piba se ausenta de su domicilio. Las autoridades llevan adelante intensos rastrillajes para establecer el paradero de la estudiante.

Trascendió que que la muchachita salió sin su celular y que en esos momentos vestía pantalón de jean color azul, remera rosa salmón, zapatillas color negro tipo botitas y una mochila rosa y negra.

Aparentemente, a la chica la habían castigado sus padres, porque la descubrieron mensajeándose con un supuesto novio.

Vimos las cámaras de seguridad que hay en la terminal de micros y la reconocimos, era ella, es mi negrita”, dijo Sergio, el padre de la adolescente.