La localidad de Moreno amaneció con el estruendo de un una explosión en la Escuela N°49. Una pérdida de gas, de una garrafa con la que contaba el establecimiento y la cual abastecía las estufas, estalló cobrándose la vida de Sandra Calamno y Rubén Rodríguez.

La vicedirectora trabajaba hacía 15 años en el establecimiento.
Rubén Rodríguez, auxiliar de 49 años, es la otra víctima.

La docente y el auxiliar alistaban todo para el ingreso de los chicos, cuando se produjo la explosión y posterior fallecimiento de ambas víctimas. Además, se produjeron serias roturas edilicias que evidencian la violencia del estallido.