Cada 4 de septiembre se festeja en Argentina el Día Nacional del Inmigrante, que recuerda la disposición dictada por el Primer Triunvirato, la misma fecha pero en 1812, y que decía que "el Gobierno ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio".

La disposición fue establecida a través del Decreto Nº 21.430 en el año 1949, con Juan Domingo Perón como Presidente de la Nación.

El primer decreto del Primer Triunvirato les aseguraba el pleno goce de los derechos del hombre en sociedad siempre y cuando no perturben la tranquilidad pública y respeten las leyes del país.

 

 

Asimismo, se creó una comisión de inmigración que constituyó la primera entidad establecida para fomentar la inmigración y colonización del territorio.

Las guerras por la independencia impidieron su funcionamiento, aunque fue reactivada años más tarde, cuando Bernardino Rivadavia era ministro del gobierno de Buenos Aires, en 1824. Y fue disuelta el 20 de agosto de 1830 por orden de Juan Manuel de Rosas.

Inmigrantes en Argentina

 

La Argentina fue uno de los países que más inmigrantes recibió entre 1880 y 1930. Aunque la cantidad de inmigrantes, provenientes de Europa en su mayoría, fue menor a los que desembarcaron en Estados Unidos, nuestro país tuvo la mayor proporción de extranjeros en relación con el total de su población. 

Según los datos del censo de 1914, una tercera parte de los habitantes de la Argentina estaba compuesta por inmigrantes. Incluso en los últimos años, la Argentina se convirtió en uno de los países de América del Sur que recibió la mayor cantidad de gente extranjera.

Para el 2017, la población extranjera representaba el 4,7%, porcentaje que equivale a casi dos millones de personas.

 

Ver comentarios