El Fondo Monetario Internacional afirmó este lunes que el plan del Banco Central para achicar el stock de Lebac es una forma de "eliminar una importante fuente de vulnerabilidad" antes de final de año. Además, informó que esta medida ayudará a una mayor eficacia de la política monetaria.

El vocero Jefe del Fondo, Gerry Rice, expresó un comunicado en el cual expresó el apoyo al organismo del plan diseñado por la entidad que preside Luis Caputo y su equipo, para comenzar el andamiaje de los títulos de deuda que suman cerca de 1 billón de dólares.
 

 

El Lebac se convirtió en el principal instrumento de esterilización durante la gestión de  Federico Sturzenegger.

El anuncio del plan del Central se dió  justo cuando el jefe de la misión del FMI para la Argentina, Roberto Cardarelli, comienza en Buenos Aires la primera revisión prevista en el acuerdo stand-by por US$ 50.000 millones acordado entre el Gobierno y el Fondo a mediados de junio.